12Julio

Blog #Yosoyrural

Blog #Yosoyrural

Bienvenid@s al blog de ARA “Yosoyrural”, un espacio en el que compartir experiencias, iniciativas, ideas y propuestas sobre el mundo rural. El espacio que ocupa el medio rural en los diferentes ámbitos de la sociedad no se corresponde con la imparable actividad que desarrollan sus pobladores y la importante gestión que los Grupos de Desarrollo realizan en sus respectivos territorios.

Desde aquí, os invitamos a que nos describáis vuestros territorios, a viajar por cada pueblo, que nos recomendéis vuestros productos y aquellas rutas más interesantes.

Igualmente, os ofrecemos este espacio para generar debate y crear opinión con el objetivo de mejorar el desarrollo sostenible de nuestro mundo rural.

Desde ARA pretendemos que este espacio sea el reflejo de un mundo rural vivo, dinámico y con una creciente calidad de vida gracias el esfuerzo y el carácter emprendedor de sus habitantes.

Es más, confiamos en que, poco a poco, con estas propuestas innovadoras y creativas se comiencen a desterrar los estereotipos y clichés que a menudo acompañan al medio rural.

Comentarios (3)

  • Yolanda Aguilera. Periodista Rural

    06 Noviembre 2012 a las 10:43 |
    El mundo rural es noticia.

    El periodista rural aporta reportajes y buenas historias por las que el lector sí está dispuesto a pagar

    Hace más de una década que sigo muy de cerca la historia de los hombres y mujeres del Poniente Granadino. De una forma u otra, mi trabajo periodístico siempre ha estado vinculado a las gentes del mundo rural; historias humanas con nombres y apellidos extensas y sorprendentes, crueles y fascinantes que, a menudo, pasan desapercibidas de la agenda de medios, de los focos de televisión, micrófonos de radios y portadas de periódico.

    Es justo reconocer el gran trabajo de los corresponsales informativos y que a mí me gusta denominar periodistas rurales sin ningún tipo de complejos. Son los encargados de regalarnos cada día historias de gentes corrientes. Lejos de las convocatorias oficiales, de las ruedas de prensa de poses ensayados, está el mundo rural que nos ofrece buenos reportajes por los que el lector sí paga y lee.

    Muchos creen que la inmediatez de las redes sociales y la multitud de herramientas virtuales van a sustituir al periodismo. Sin embargo, el buen periodismo sigue funcionando y el lector paga por buenas historias que no se construyen “cortando y pegando” sino saliendo a la calle.

    Bien es cierto que las Redes Sociales amplifican la comunicación y son un excelente recurso para aquellos territorios e instituciones que no disponen de fondos para realizar inversiones publicitarias. Su uso y su capacidad por interactuar son también importantes para acercar el mundo rural a la sociedad y a los medios de comunicación ya que el espacio que ocupan las informaciones rurales no se corresponde con la imparable actividad que desarrollan sus ciudadanos.

    Los periodistas rurales nos quejamos, con cierta razón, de lo difícil que es comunicar en el medio rural y pedimos una mayor atención a las informaciones que se generan.

    Para empezar, los periodistas reclamamos un mayor protagonismo a las informaciones que se construyen a pie de territorio a pesar de que en muchas ocasiones trabajamos con noticias "áridas y difíciles de vender". De ahí que, cada vez, con mayor frecuencia se innove en la manera de abordar las noticias para atraer la atención de los medios de comunicación que huyen de las notas de prensa excesivamente técnicas o institucionalizadas

    Son muchos los profesionales de la información que, bien desde los Gabinetes de Prensa de instituciones, entidades como los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) o desde sus respectivas corresponsalías nutren periódicamente las redacciones con reportajes y noticias de gentes emprendedoras, con iniciativas lejos de la imagen estereotipada del mundo rural y de un tratamiento simplista de mundo rural = mundo agrario que, a pesar de estar muy extendido socialmente, sólo representa a una parte de la realidad rural, tan diversa, plural, dinámica e innovadora como la ciudad.

    Habría que replantearse un cambio de estrategia potenciando noticias positivas que muestren la nueva ruralidad y cómo la modernidad ha llegado al territorio con iniciativas emprendedoras e innovadoras.


    Periodistas sin redacción

    La relación directa del corresponsal con los protagonistas del reportaje y de la noticia se pierde conforme se avanza en el proceso comunicativo.

    Quizás sea éste el principal problema al que se enfrentan, hoy día, los corresponsales bien sean informativos o gráficos. A pesar de tener un contacto directo con la fuente informativa, contar con la información de primera mano y vivir la noticia en primera persona, finalmente la autoría se va diluyendo a lo largo de todo el proceso.

    En el momento en que la información llega a redacción, el corresponsal al igual que el lector tendrá que esperar al día siguiente para a ver publicado su trabajo; la foto elegida, el tamaño de la información y, sobre todo, un titular acorde al espacio que ocupa la información.

    Como todo, habrá momentos en que el criterio periodístico seguido en redacción coincida con el trabajo del corresponsal e incluso se enriquezca con el punto de vista del redactor jefe o jefe de sección. No es lo habitual.

    A menudo, la redacción se siente desbordada de trabajo y la falta de tiempo y espacio lleva a obviar lo que no pocas veces es una gran noticia.

    Por otro lado, la grave situación de la profesión periodística en estos momentos, sumida en una crisis económica y profesional, con cierres de medios, despidos, bajadas de salarios se agudiza en el trabajo de los corresponsales llevando a muchos compañeros a ejercer como “freelance” a la fuerza.

    Además, este complicado panorama laboral está facilitando un mayor intrusismo profesional, sobre todo, en los medios locales y comarcales.

    Con todo, seguimos apostando por "transformar la realidad” a través de nuestras informaciones y por la "excelencia" en la comunicación de historias con personas y vida detrás que pueda interesar al lector.


    Yolanda Aguilera

    Periodista
  • ENRIQUE

    21 Agosto 2012 a las 05:00 |
    Estimado Jorge. Me gusto la nota. Lo que te puedo decir, que a la luz de los acontecimientos, pienso, que las iniciativas para la revalorización y resurgimientos de las economías regionales rurales debe de partir de la misma gente. O sea, unirse, para promover oportunidades de inversión , para los capitales(y así fomentar, cosa que no es fácil). Más,en este momento en donde la mano de obra es abundante, se tendría que hacer a la inversa de lo que normalmente pensamos, (que es buscar empleo), fomentando pimes de diferentes actividades, que escuchen propuestas de inversión, a cambio de porcentajes en las utilidades, o sea asociarse con las empresas. Escríbeme si quieres y lo charlamos. Abrazo desde buenos aires. (Un nieto de Andaluz) Gracias.
  • Jorge Luque

    27 Julio 2012 a las 12:21 |
    La experiencia de un universitario en el mundo rural

    Hola, me llamo Jorge, soy licenciado por la Universidad de Granada y habitante del mundo rural.

    Siempre he vivido en un pueblo, y siempre he tenido presente la figura del GDR de mi territorio, pero nunca alcancé a comprender su importancia hasta llegar a la carrera, cuando comencé a servirme de sus trabajos para mis estudios y pude observar de cerca la intensa labor que se realiza desde estas entidades en favor del desarrollo rural y sostenible de los distintos territorios de la comunidad autónoma de Andalucía. Estas entidades resultan, a mi entender, esenciales en el medio rural ya que juegan un papel importantísimo en la vida de las personas que vivimos aquí. A su papel dinamizador en todas las esferas, le debemos mucho en los pueblos de Andalucía.

    Como yo soy rural, estoy muy comprometido en la conservación de este medio de vida, con la necesidad de mantener nuestros pueblos, unas costumbres, unos valores, y sobre todo para mí, la necesidad de mantener un medio natural sano, que pueda albergar y sostener a sus pobladores presentes y futuros, eso es lo que me atrae del Desarrollo Rural y es por eso que elegí este campo como vertiente académica, y he tenido la suerte de empezar a desarrollarla profesionalmente.

    Considero que uno de los mejores recursos activos con los que cuenta el medio rural son sus espacios naturales que albergan siempre una multitud de recursos naturales, culturales y paisajísticos. Unos espacios naturales, protegidos o no, singulares en cualquier caso, que hay que conservar, proteger, disfrutar y también aprovechar económicamente. Por ello, la conservación de estos espacios no debe suponer una traba al desarrollo en ninguno de sus aspectos de las sociedades locales que los habitan, sino todo lo contrario, la presencia y conservación del espacio natural debe suponer un activo para el desarrollo de la zona a la que engloba, presentando ejemplos y modelos de explotación sostenible de los recursos endógenos, compatibles con la perdurabilidad y sostenibilidad en el tiempo de los sistemas naturales que han supuesto la conformación de la singularidad, la belleza, y el atractivo de una determinada zona. Para ello la figura de los GDR, como entidad cercana a la población, se hace indispensable, en tanto que constituye un elemento vertebrador en las necesidades de conservación para la gestión e impulso del desarrollo y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales de las distintas áreas que puedan ofrecerlos.

    En este sentido los GDR y los distintos planes que desarrollan y en los que colaboran, como las Estrategias Rurales o los Planes de Desarrollo Sostenible, que resultan herramientas fundamentales para la gestión del territorio, son instrumentos de conciliación entre la conservación del medio natural y la población local que a través, primeramente, del aporte de la visión de la compatibilidad de la puesta en marcha de actividades productivas que generen empleo y riqueza y, en segundo lugar, de los medios e incentivos, técnicos y económicos, para compatibilizar ese desarrollo productivo con el cuidado y explotación (en su caso) sostenible de los recursos naturales, culturales y paisajísticos, hacen aumentar la calidad de vida y fijar la población en un entorno como es el entorno rural.

    Por ello quisiera agradecer la labor de los 52 grupos que actúan en el territorio andaluz, y reivindicar desde aquí que no se olvide al mundo rural, que aún se siguen necesitando políticas activas que incentiven la creación de empleo y riqueza en el marco del desarrollo sostenible, que ayuden a ir de la mano a tradición y modernidad, conjunción indispensable para hacer posible la supervivencia ya no sólo de nuestro entorno y modo de vida, sino de la Tierra en su totalidad.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.