Categoría: Mujeres

La situación de las mujeres rurales andaluzas, a debate hoy en Almería

Las organizaciones de mujeres feministas están analizando aspectos claves para las mujeres rurales andaluzas a través de un ciclo de jornadas formativas que abordan de manera transversal aspectos que van desde la presencia y participación de las mujeres en los espacio de poder y toma de decisiones, los efectos de la pandemia en las mujeres rurales, la participación de las mujeres y el acceso a fondos en los Grupos de Desarrollo Rural, la relevancia y visibilidad pública de las mujeres, la situación socio laboral de las mujeres migrantes andaluzas, las herramientas de comunicación y estrategias para las asociaciones feministas rurales, la despoblación y la sostenibilidad del territorio,  la situación de las mujeres en la agricultura, la creación de redes y estrategias para las asociaciones de mujeres, el papel de las mujeres ante el cambio climático o el análisis del Estatuto de la Mujer Rural, entre otros.

Hoy 23 de octubre a partir de las 17:00 horas, Almería en formato on line acogerá la cuarta de las ocho jornadas de este programa organizado por La Federación de Mujeres Comarca Nororiental de Málaga con la colaboración de la Coordinadora Andaluza de Asociaciones de Mujeres Rurales COAMUR y la financiación del Instituto Andaluz de la Mujer de la Junta de Andalucía. La asesora provincial del IAM, María José Navarro Pinto inaugura la jornada enmarca en los actos de conmemoración del Día Internacional de Las Mujeres Rurales ‘Herramientas para la comunicación de Las Mujeres Rurales’ junto con la presidenta de la entidad, Adela Romero.

Comunicación

Participarán expertas en comunicación feminista como Teresa Santos, coordinadora de asociación de periodistas de Málaga,  Lola Calvillo de la Asociación para la Defensa de la Imagen Pública de las Mujeres, María José Andrade, directora de la plataforma digital Mujeres Valientes, o Delphine Salvi, cofundadora  Smart Lab y Remedios Serrano, periodista y presidenta de la Federación de Mujeres del Almanzora por la Igualdad Femaxi. Para analizar los retos que tienen las organizaciones de mujeres para una gestión eficaz de su comunicación tanto interna como externa intervendrán Ana Jiménez y Joaquina Espejo de la asociación Feministas Rurales Malagueñas, Inmaculada Idañez, presidenta de la confederación de Mujeres del Medio Rural CERES,  Adriana Escalona del Instituto de desarrollo para la mujer Amia y Amina Kamour de Asociación de mujeres Socio Intercultural de Andalucía.

Empoderamiento digital

Para tratar espacios y herramientas para el empoderamiento digital de las mujeres la mesa de debate está formada por Beni Hernández Sola, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres del Altiplano Granadino, Encarnación Castro de La Asociación Flor de Espliego de Jaén, María Victoria Castro del Centro Guadalinfo de Orce y Pilar Campos, presidenta de la Asociación de mujeres La Yedra. Para la clausura y la puesta en común de conclusiones participan Carmen Caparros, presidenta de la Federación de Mujeres del Poniente y la Alpujarra y Aurelia Jiménez, vocal del Consejo Andaluz de Participación de Las Mujeres por la Asociación de Mujeres Jurista de Almería. Se requiere inscripción previa en el siguiente enlace https://forms.gle/atRxzDBpqnRmoQpMA

Fuente: Teleprensa

El emprendimiento en el medio rural tiene nombre de mujer

El empuje de las mujeres como motores del desarrollo del medio rural quedó patente ayer, Día Internacional de las Mujeres Rurales, en la persona de la ganadera y empresaria Ana Inmaculada Adeba Vallina, reconocida con el premio READER ‘Mujer Rural de Asturias 2020’, quien personifica la diversificación en la actividad agraria.

Continuar leyendo

Grupos de Desarrollo y asociaciones de mujeres proponen más coordinación y trabajo en red para avanzar en la igualdad de género

  • ARA plantea la creación de una mesa de participación de las mujeres que haga de interlocutora entre las diferentes asociaciones y la administración
  • Los GDR apuestan por mejoras en las líneas de ayudas LEADER que faciliten a las asociaciones de mujeres ejecutar sus proyectos
  • La igualdad es, según los Grupos, una de las señas de LEADER

Continuar leyendo

Las mujeres del mundo rural víctimas de violencia de género permanecen en las relaciones de maltrato una media de 20 años

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Noelia Vera; la delegada del Gobierno Contra la Violencia de Género, Victoria Rosell; la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR), Teresa López López; y la técnica de FADEMUR, Marta Torres Herrero, han presentado este mediodía el estudio “Mujeres víctimas de violencia de género en el mundo rural” y el vídeo de FADEMUR, “En pueblo todo se sabe. O no”.

Continuar leyendo

Explicando la PAC a no especialistas

La Política Agrícola Común (PAC) ha sido durante muchos años la primera y más importante política común de la UE. Sin ella, es probable que el proyecto de integración europea se hubiera estancado, o al menos ralentizado, hasta convertir a la UE en una mera zona de libre cambio.

Además, la PAC es la política que más ha evolucionado en sus sesenta años de historia. Se ha adaptado bastante bien a la dinámica situación de la agricultura y el mundo rural, y a las demandas de la sociedad europea respecto a la alimentación, la preservación de los espacios naturales y el medio ambiente.

Sus objetivos básicos siguen siendo los mismos que se fijaron en la Conferencia de Stresa de julio de 1958:

  1. Garantizar a la población europea el abastecimiento de alimentos a precios asequibles.
  2. Mejorar el posicionamiento de la agricultura en los mercados.
  3. Asegurar a los agricultores un nivel de renta suficiente.

A lo largo de sucesivas reformas, la PAC ha cambiado sus instrumentos para ser más eficiente, ajustarse mejor a los cambios experimentados en la UE (la incorporación de nuevos países miembros) y a escala internacional (las exigencias de la Organización Mundial del Comercio), así como para afrontar los desafíos del cambio climático.

Estos cambios siempre han sido graduales, nunca drásticos, fruto del consenso entre los Estados miembro, y han contado siempre con la participación del sector agrario. Puede decirse que en toda nueva reforma de la PAC se ha procurado encontrar un mínimo común denominador entre todos los países de la UE.

Una estructura de dos pilares

La PAC se estructura en dos pilares. El primero es financiado totalmente por la UE, e incluye los pagos directos a los agricultores, además de algunos instrumentos de regulación de los mercados agrícolas.

El segundo pilar (desarrollo rural) es cofinanciado entre la UE y los Estados miembros, e incluye, entre otras cosas, ayudas destinadas a la modernización de las explotaciones (para hacerlas más eficientes y sostenibles), ayudas agroambientales (para impulsar la biodiversidad), ayudas a la instalación de jóvenes (para favorecer el relevo generacional) y programas de apoyo a la diversificación de actividades en el medio rural (para hacerlo menos dependiente de la actividad agraria). Mientras que la dotación del primer pilar ha estado en torno al 75% del presupuesto de la PAC, la del segundo pilar ha sido del 25%.

Con las sucesivas ampliaciones de la UE hasta los actuales 27 Estados miembros, la agricultura europea se ha hecho más diversa, lo que hace que sea cada vez más complejo alcanzar acuerdos en el marco de la PAC. Por ello, la Comisión Europea ha ido cediendo margen de autonomía a los Estados para que sean los gobiernos nacionales los que, según las singularidades de sus respectivos sectores agrarios, puedan definir las acciones que consideren más adecuadas.

Todo ello, respetando unos objetivos generales de la UE (que son los que le dan a la PAC su carácter de política común) y manteniendo la estructura de dos pilares antes citada.

La nueva PAC pos-2020

Ahora estamos ante una nueva reforma de la PAC, cuyo complejo proceso de negociación se inició en 2018 y está ya en su fase final, pendiente del acuerdo entre Parlamento, Comisión y Consejo (de Agricultura), en los llamados trílogos.

En el Consejo Europeo del pasado mes de julio se aprobó una dotación de 344 mil millones de euros para la PAC del periodo 2023-2030 (en torno a un tercio del presupuesto común de la UE). A ello hay que añadir la parte del Fondo de Recuperación (Next Generation) correspondiente al programa agroalimentario para hacer frente a los efectos de la Covid-19.

De estos fondos, a España, le corresponden casi 50 mil millones de euros (unos 7.000 millones anuales) del presupuesto de la PAC, lo que es una cantidad muy significativa.

Oportunidad de definir estrategias agrícolas nacionales

La nueva reforma de la PAC no altera su estructura de dos pilares, pero introduce cambios importantes en los instrumentos de intervención, lo que nos permite hablar de una reforma diferente a las anteriores.

El primer cambio se refiere a los planes estratégicos nacionales, que son, sin duda, la principal innovación de la nueva PAC. Con ellos, la UE pone a disposición de los Estados un instrumento estratégico para permitirles hacer su propio diagnóstico de los distintos subsectores agrarios.

En función de ese diagnóstico, los gobiernos nacionales han de establecer prioridades en materia de ayudas e incentivos a los diversos subsectores productivos.

Asimismo, deben definir los programas horizontales que consideren más adecuados para promover la digitalización, la vertebración de la cadena alimentaria, el relevo generacional y la instalación de jóvenes en la agricultura.

Ayudas para el agricultor “genuino” (profesional)

Este nuevo instrumento estratégico viene acompañado de cambios en los sistemas de distribución de los pagos directos a los agricultores (ayudas básicas a la renta). Estos pagos los concede la UE porque entiende que la agricultura es un bien de interés público y que, por ello, se debe apoyar a los agricultores para que puedan continuar desarrollando su actividad.

Pero la nueva PAC quiere cambiar los criterios de distribución de esos pagos directos para reservarlos a los agricultores que tienen una relación real y efectiva con la actividad agraria (agricultores profesionales/genuinos).

También se propone reducir las diferencias entre los agricultores respecto a la cuantía de las ayudas directas que reciben, eliminando los derechos históricos y fijando un tope máximo (capping) a la cantidad percibida por un mismo beneficiario.

Con todos estos cambios en los criterios de distribución de los pagos directos se pretende dar una mayor racionalidad a la PAC y, de paso, aumentar su transparencia y legitimidad ante la sociedad europea, que es la que financia con sus impuestos esta política común.

Los “ecoesquemas”: hacia una agricultura más “verde”

Otra innovación de la nueva PAC se refiere a la figura de los ecoesquemas. Con ellos, la UE pretende incentivar a los agricultores para que introduzcan cambios en sus explotaciones que permitan avanzar en la lucha contra los efectos del cambio climático, y fomenten la biodiversidad y la eficiencia energética, promoviendo modelos agrarios más sostenibles (agricultura ecológica, agricultura integrada, agricultura de conservación…).

Con los ecoesquemas el agricultor puede complementar la ayuda básica a la renta (pagos directos) con otra ayuda asociada a prácticas agrícolas más comprometidas con los objetivos medioambientales. Con estos dos tipos de ayudas (ayuda básica y ayudas a los ecoesquemaa), más los ingresos procedentes de la venta de sus producciones en los mercados, los agricultores estarán en condiciones de hacer viable su actividad.

Ministerio de Agricultura, Comunidades Autónomas y Organizaciones Agrarias: planificar la estrategia juntos

No estamos, en definitiva, ante un cambio drástico de la PAC, pero tampoco ante un escenario de continuidad como en las anteriores reformas. El de la nueva PAC es un escenario diferente, que exige una respuesta también diferente de los Estados miembros y del propio sector agrario. Es una PAC que abre un nuevo tiempo en el que ya no vale, como antaño, calcular cuánto del “sobre nacional” le va a tocar a “mi” comunidad autónoma o a “mi” subsector productivo.

No es el momento de la disgregación y la confrontación entre regiones y subsectores, sino de unir esfuerzos con una visión de Estado para elaborar entre todos el Plan Estratégico Nacional que la agricultura española necesita.

Es el momento de aprovechar de la mejor manera posible los recursos nada despreciables que nos asigna la UE para modernizar nuestra agricultura en la senda de la transición ecológica, la eficiencia energética, la mejora de la cadena alimentaria y la vertebración del sector agroalimentario.

Artículo de opinión de Eduardo Moyano y Tomás Azcárate

El 46% de las ayudas al desarrollo rural incluye ya algún criterio de promoción de la igualdad de género

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha destacado este miércoles en el Parlamento andaluz que actualmente el 46% de las líneas de ayudas del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020 y el 43% de las subvenciones del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) “tiene al menos algún criterio que promociona la igualdad de género“.

Continuar leyendo

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR-0034-ES
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras