Carmen Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial: “La digitalización sostenible abre una oportunidad para el medio rural”

Comparte esta noticia

Carme Artigas es una empresaria y directiva española, experta en big data, inteligencia artificial e innovación tecnológica. En 2006 cofundó Synergic Partners, empresa pionera en minería de datos en Europa, que fue adquirida por Telefónica a finales de 2015, donde siguió como CEO hasta finales de 2018. Desde entonces y hasta su nombramiento como secretaria de Estado, se ha dedicado al asesoramiento estratégico de empresas internacionales. Fue nombrada embajadora Women in Data Science por la Universidad de Stanford (California) y ha sido reconocida por la revista norteamericana Insight Success como la única española entre las 30 directivas más influyentes y con mayor proyección internacional.

España afronta una reconversión económica y social sin precedentes en su historia reciente. El impacto de la pandemia ha puesto de manifiesto las fragilidades de un modelo productivo y demográfico que requiere transformaciones estructurales. Dos retos destacan como principales palancas de cambio: la transición ecológica y la transformación digital. Una oportunidad única para impulsar la digitalización del medio rural y del sector agroalimentario como la clave para la recuperación sostenible e inclusiva que debe marcar nuestro futuro más inmediato.

El desarrollo tecnológico del sector agroalimentario es, a día de hoy, una asignatura pendiente para España y una prioridad en la apuesta del Gobierno por la digitalización como pieza angular de la recuperación económica. Un proyecto de país que contempla entre sus objetivos principales la modernización de un sector, el agroalimentario, que España aspira a liderar a escala global, gracias a su enorme potencial exportador y a su relación directa con sectores clave para el relanzamiento de nuestra economía en los que ya somos referente, como el turismo y el de servicios.

Una industria que representa el 9,6 % de nuestro PIB y contribuye a la creación de empleo aportando más de 2 millones y medio de puestos no puede perder el tren de la digitalización. Un reto que desde la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial entendemos como un proceso transversal y orientado a fortalecer la tan necesaria vertebración territorial, social y ecológica. En este sentido, la agenda España Digital 2025, la hoja de ruta para la digitalización de nuestro país, contempla entre sus diez ejes estratégicos la eliminación de la brecha digital entre zonas rurales y urbanas. Objetivo para el cual el desarrollo tecnológico y el fortalecimiento de un sector agroalimentario conectado, inteligente y con visión integral de cadena resulta un factor diferencial e imprescindible de cara a abordar la reconversión agraria del siglo XXI que debe sustentar esta vocación integradora del mundo rural.

Apostar por una agricultura inteligente, basada en un uso del big data que permita una mejor toma de decisiones y el desarrollo de sistemas más predictivos y precisos, es el camino a seguir para avanzar hacia modelos de producción más eficientes y sostenibles. Una transformación estructural que, además, redundará en una mejora de la seguridad y la trazabilidad alimentaria, de la calidad en la relación entre productores y consumidores y del control del impacto ambiental del sector. Porque una agricultura y una ganadería ecológicamente sostenibles y eficientes, gracias a la digitalización, garantizan la preservación de los entornos rurales y su biodiversidad, ahondando en la estrecha relación entre la transformación tecnológica y la transición ecológica que ha de encaminarnos hacia el futuro verde y digital que tenemos la oportunidad de construir.

Somos conscientes del papel protagonista de la ciudadanía para la consecución de este objetivo común, las personas que definen día a día el mundo digital en el que ya vivimos, que es fundamental para diseñar un modelo más sostenible, inclusivo y con perspectiva social y humanista. Por eso, la digitalización del mundo rural y del sector forestal y agroalimentario debe ir necesariamente acompañada de un intenso esfuerzo para fomentar las habilidades digitales de la ciudadanía e impulsar la capacitación de empresarios y trabajadores del sector. Pero también de docentes, alumnos y toda la comunidad educativa, que debe garantizar que el desarrollo digital e inclusivo que ha de marcar el futuro de estas zonas rurales se afronte desde la integración total de su población en el mundo digital.

Queremos avanzar hacia una España digital que trabaje por la eliminación de las barreras técnicas, legislativas y formativas que afectan a un medio rural envejecido, masculinizado y castigado por la amenaza de la despoblación. Nuestro compromiso pasa por hacer del mundo rural un lugar más vivo, diversificado y dinámico económicamente. Un mundo rural que logre retener el talento joven, ofreciendo oportunidades laborales atractivas gracias al desarrollo de una industria tecnológica competitiva y a una reconversión del sector agroalimentario que consolide a España como líder en los mercados mundiales, al tiempo que haga posible nuevas dimensiones para el ocio, el emprendimiento y los nuevos modelos de negocio.

El Gobierno de España está decidido a liderar un proyecto integrador y comprometido: la vertebración de nuestro territorio. Que tenga la inclusión social, la igualdad de género y el impulso de proyectos de emprendimiento liderados por mujeres como prioridades. Con la responsabilidad medioambiental y la transición ecológica como bases de una digitalización transversal y sostenible que suponga una oportunidad única para el mundo rural.

Entrevista publicada en la revista número 47 de la Red Rural Nacional

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR-0034-ES
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras