La Sierra de Huelva «vaciada»… de población y bancos

Comparte esta noticia

El cierre de entidades en la comarca deja «expuesta» y dependiente a la población de mayor edad

En Castaño del Robledo, un minúsculo pueblo de la Sierra de Huelva en cuyo término se sitúa el techo de la provincia onubense, el vecino más joven pasó la edad de jubilación y su DNI da cuenta de sus 65 años. No es un caso único en la comarca, donde hay pueblos que han llegado a perder una cuarta parte de su población en esta década que está a punto de despedirse.

La situaciones más llamativas se dan en Cumbres de San Bartolomé (la población ha caído en un 35,13%), Hinojales (con una pérdida del 28.94%); Encinasola, donde cae en un 25,54%; Zufre, con un 21,08% menos de vecinos y Corteconcepción, con una caída del 19,20%, según los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía del periodo 2000-2018.

La luz roja por el envejecimiento y desplome de la población en la zona se enciende de forma especial con el último informe del Consejo Económico y Social (CES) de la provincia, cuyo presidente, el catedrático Juan José García del Hoyo, lanza la alerta por la despoblación en el ámbito rural y, en paralelo, por una apuesta por políticas comarcales que hagan frente al fenómeno.

Las consecuencias se vienen haciendo notar en los últimos años en servicios clave para la población asentada en la comarca y, en muchos casos -por franja de edad- sin apenas opciones de poder reaccionar.

Manuela (que ronda los 80) rompió en llanto cuando supo que el banco en el que tiene su cuenta -desde hace tantos años que no acierta a recordar- bajaba la persiana y echaba el cerrojo. La noticia le llegó por sorpresa, casi de un día para otro, y pensó –por desconocimiento y por falta de información– que había perdido sus ahorros. Los más cercanos tuvieron que explicarle que su pensión y su cuenta estaban a salvo, como siempre, pero que su banco estaría ahora a unos 30 kilómetros de distancia o en su misma casa, solo con un teclado de por medio. Descartó esta última opción.

En la Sierra de Huelva, se han ido cerrando oficinas bancarias en los últimos años: Cañaveral de León, Hinojales, Galaroza, El Campillo, Berrocal, Campofrío, El Repilado, Arroyomolinos de León, Santa Bárbara de Casa…Este diciembre de 2019, le ha tocado el turno al municipio de Aroche, que ha asistido al cierre de una de las dos entidades radicadas en el pueblo, con una población que se sitúa en torno a los 3.200 habitantes. Alrededor de la mitad del pueblo tiene cuenta en la Caja Rural que acaba de cerrar su sucursal por falta de rentabilidad, según el Ayuntamiento, y ante el despegue de la banca electrónica.

A la espera de una posible reunión con los máximos responsables de la entidad (se ha solicitado una reunión) para tratar de dar una vuelta de tuerca a la situación y encontrar una solución para los clientes afectados, sobre todo personas de avanzada edad, «con más problemas operativos para llevar a cabo operaciones financieras», lamenta el alcalde de Aroche, José Antonio Muñiz.

«Cada uno está tratado de afrontar la situación como puede… A lo mayores, suelen ayudarles sus familias y hay mucha gente del campo, a los que les supone cambiar de operativa; algunos se han llevado la cuenta a la otra entidad, pero no es un procedimiento inmediato. En los casos de hipotecas o créditos, suponen un importante trastorno, un problema mayor», detalla el regidor.

La entidad ha dejado un cajero pero, indica, el lugar en el que se ubica está a la venta, lo que plantea incertidumbre de cara al futuro, punto en el que echa en falta que se hubiera llevado a cabo « algún tipo de asesoramiento a los clientes e información respecto las oficinas más cercanas».

La situación que en estos días se está dando en Aroche es un problema que, según Muñiz, está afectando a la práctica totalidad los pueblos de la Sierra (31 municipios), con excepción de Aracena, por su perfil de pueblo cabecera de comarca. La tónica general es que los pueblos están registrando «dinámicas poblacionales negativas», con envejecimiento y pérdida de población y, con esta tendencia, según su análisis, «las compañías y empresas privadas encuentran menos razones para seguir prestando sus servicios, menos atractivos para quedarse».

La situación deriva en «un deterioro» de los pueblos y del medio ambiente, que «se viene detectando desde hace algunas décadas sin que nadie ponga medidas», punto en el que llama la atención en la necesidad de que las administraciones públicas hagan una apuesta por las infraestructuras y los equipamientos.

Los mayores «mendigan» ayuda

A varias decenas de kilómetros, entrando en la Cuenca MineraBerrocal atravesó un trago similar hace cerca de tres años aunque con un final más desolador: ninguna oficina bancaria abierta y un único cajero electrónico, a años luz de ser de los de última generación en tecnología y con repetidas averías.

Lo describe así la alcaldesa de Berrocal, Francisca García, que al estado del cajero suma los constantes microcortes en el suministro eléctrico que viene registrando el pueblo. El día que habla con ABC, a mitad de mañana, lleva ya contabilizados cuatro cortes de luz, por lo que lo de que el cajero responda en una jornada así sería más que una sorpresa. Aquí han llegado a estar hasta dos semanas sin el cajero operativo y los pueblos más cercanos quedan a unos kilómetros, Zalamea o Nerva.

Berrocal es uno de los municipios de España con la población más envejecida: en torno al 75% de los vecinos son mayores. Este segmento de población tiene a sus hijos fuera y «pensiones cortas», dice, que no dan para que puedan coger un taxi y desplazarse al pueblo más cercano cuando lo necesitan.

Aquí no hay línea de autobuses ni otros servicios públicos. De hecho, la regidora anda en conversaciones con la empresa Damas (que ofrece servicios entre poblaciones) para poner al menos uno de ida y vuelta que cubra Berrocal.

¿Cómo se organizan para poder disponer de efectivo los mayores? Según García, o esperan la llegada de los hijos los fines de semana, o en ocasiones se unen entre varios y pagan a un desempleado para que los lleve a un pueblo con oficina bancaria. «Los mayores andan mendigando ayuda», lamenta. «Así no hay forma de llevar la vida en los pueblos. Que nos den un piso en la capital y cerramos los pueblo», añade.

Entidades con presencia en la zona

Las entidades con mayor presencia en esta comarca onubense son CaixaBank y la Caja Rural.

Según los datos facilitados por CaixaBank, en la Sierra de Huelva cuenta con doce oficinas y 22 cajeros. En el ámbito rural, la entidad tiene más de 1.000 oficinas, por lo que está en poblaciones de más de 10.000 habitantes y en un 94% de las de más de 5.000 habitantes y en más de 200 pequeñas poblaciones de España.

La entidad estudia «caso por caso, qué cambios y medidas puede ser necesario introducir». El compromiso, explica, implica la necesidad de que el modelo sea también sostenible a largo plazo y que el servicio que se ofrezca esté ajustado a la demanda real.

La Caja Rural dispone en zonas rurales de la provincia de un total de 15 sucursales (seis en municipios de la Sierra, otras seis en el Andévalo y tres en la Cuenca Minera) y de doce cajeros, que se distribuyen ocho en la Sierra, dos en la Cuenca Minera y dos en el Andévalo.

En los tres últimos años, esta entidad ha cerrado tres sucursales (Fuenteheridos, Berrocal y Aroche) y se ha abierto dos (Riotinto y en breve, Jabugo).

Pérdida de libertad y autonomía

En los pueblos que se han quedado sin oficinas bancarias, los mayores tienen que dejar –los más de los casos- en manos de sus hijos las operaciones de sus cuentas corrientes, pasando de llevar sus economías de forma independiente y confidencial a depender de terceros. «Hasta ahora, no tenían que dar explicaciones a nadie del dinero que tenían en sus cuentas y de las cantidades que sacaban y con la situación actual, pierden libertad y autonomía, es un problema importante. Las personas mayores quedan expuestas», subraya el alcalde de Aroche, José Antonio Muñiz.

Fuente: ABC. Un reportaje de M. Rosa Font

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
ER-0930/2013
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras