Personas migrantes y refugiadas para regenerar el medio rural

Comparte esta noticia
La Asociación Bolina promueve la integración social en zonas rurales en proceso de despoblación a través de la creación de medios de vida basados en la permacultura, la agroecología y el comercio sostenible. Iniciativa que ha arrancado en la comarca del Valle de Lecrín en Granada

Una vez que las autoridades locales y vecinos del Valle de Lecrín (Granada) cedieron tierras en vía de abandono, han puesto en marcha un proyecto que puede mejorar con un apoyo financiero adicional, según sus mentores, que han lanzado por ello una campaña de crowdfunding.

“Nos juntamos un grupo de personas hace tres años para repensar nuevas formas de atajar los problemas relacionados con la migración. Este proyecto nació durante la residencia de tres semanas, en el Pirineo, nos encontramos de manera conjunta personas con experiencia migratoria, aquellas que trabajaban con refugiados y migrantes y otras interesadas en encontrar soluciones positivas a la crisis humanitaria”, comenta María Llanos del Corral, cofundadora de la Asociación La Bolina.

Se trata de un colectivo multidisciplinar de doce personas de Europa, África Occidental, América del Sur y Oriente Medio que viven y trabajan juntos en un núcleo rural en vías de abandono en tres pueblos del Valle de Lecrín. El proyecto consiste en el trabajo cooperativo con personas migrantes, refugiadas y locales para la repoblación de zonas rurales a través de la creación de los medios de vida sostenibles, esto es, que no solo regeneren la economía y la vida de los pueblos, sino que también que regeneren la tierra vía técnicas de agroecología y permacultura.

“Escogimos Granada como campo del experimento, porque Andalucía es la puerta de entrada de las migraciones, es un gran escenario de producción agrícola y porque las Alpujarras sufren el problema alarmante del despoblamiento rural”, añade del Corral. La idea es que funcione con un modelo de emprendimiento colectivo para que puedan compartir canales de comercialización y sea el origen de que trabajen finalmente en régimen cooperativo.

“Nuestro foco está en el trabajo de integración comunitaria, la diversidad cultural y el acceso a la vivienda. Por último, hay que trabajar de la mano de instituciones públicas para crear cambios estructurales en relación a políticas locales para la integración y promoción del desarrollo rural”, explica la cofundadora de la Asociación La Bolina. Así en 2017, las autoridades locales y vecinos de dicho Valle cedieron tierras en vía de abandono a la asociación, con las que puso en marcha un esquema de cestas, cultivando y vendiendo verduras, frutas, conservas y aceite de oliva. Con un apoyo financiero adicional, consideran que se van a mejorar y expandir las superficies cultivadas así que el esquema de cestas. “Así podremos apoyar más personas migrantes y refugiadas para que puedan generar medios de vida basados en el cultivo y venta de productos agroecológicos”, concluye.

Por eso han lanzado una campaña de crowdfunding.

Conoce más de esta iniciativa y otras que revitalizan el medio rural

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
ER-0930/2013
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras