Rosa, la ingeniera que soñó alto y hoy dirige la escuela de agrónomos de Córdoba

La cordobesa Rosa Gallardo estudió lo que le gustaba, ingeniería, y aunque es un mundo muy masculinizado, ella no se puso límites desde que comenzó sus estudios de ingeniería agronómica.

Rosa, la ingeniera que soñó alto y hoy dirige la escuela de agrónomos de Córdoba

Ahora se dedica a la docencia y lleva seis años al frente de la Escuela de ingenieros agrónomos de Córdoba, desde donde asegura que la sociedad «no puede permitirse» desaprovechar el «talento femenino».
Rosa ejerce su labor en la Universidad de Córdoba, en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (Etsiam), y es la primera mujer en ostentar el cargo de directora en los más de 50 años de historia de este centro, donde el 65 % de los estudiantes son hombres y eso que no es de las ingenierías más masculinizadas porque, en otras, las mujeres son sólo el 10 %, según cuenta.

En la Etsiam, a pesar de ese 65 % de alumnado masculino, el equipo directivo está conformado por tres mujeres (incluida ella) y dos hombres.
En el contexto del Día Internacional de la Mujer, Rosa muestra su afán por comunicar “día a día” que hay “mujeres al frente de escuelas de ingenierías”, en el ámbito académico, así como en el sector público y en el privado y con trayectorias “muy interesantes”.

Cree que desde su posición puede ayudar a “despertar” en las chicas “ese interés para que consideren la opción de elegir la ingeniería en su futuro profesional” porque aunque la ratio femenina ha mejorado con los años “todavía tenemos un camino importante y largo que recorrer”.
“Hay que romper con esa inercia” para que la mujer no tenga reparos en hacer aquello que desee, pero es necesario informar a las niñas desde “edades tempranas” para que les resulte “atractivo” y decidan decantarse por una ingeniería.
Por lo tanto considera esencial la comunicación y la visibilización de ingenieras referentes para poner de relieve lo “atractivo” de estas carreras y el desarrollo “profesional y personal tan interesante” que “pueden encontrar eligiendo estos estudios”.

SU TRAYECTORIA 
Rosa nunca dudó de que quería ser ingeniera aunque sí fue una decisión de “última hora” el hecho de decantarse por la rama agronómica.
Lo hizo así porque creyó que era la que le permitía aplicar los conocimientos en ciencia, matemáticas y física que le gustan.
Con su licenciatura bajo el brazo, comenzó su profesión en Alemania haciendo consultorías en ingeniería en el sector privado pero se dio cuenta de que lo suyo era la investigación y la docencia.

Fue ahí cuando comenzó su tesis doctoral, en 1995, con la que inició su andadura por la UCO en el departamento de Economía Agraria.
Pronto comenzó a formar parte del equipo directivo de la Etsiam, la misma escuela que años antes la había visto formarse como ingeniera, y ya en 2016 ascendió a la Dirección, cargo que revalidó el cargo en 2020.
Incide en que le gusta formar parte de la gestión por su “vocación de servicio” a la comunidad universitaria en una escuela que, además, crea un “vínculo de permanencia” una vez entras en ella.

En este contexto del 8M, esta cordobesa asegura no haber sufrido discriminación pero “no quiere decir que no exista”.
En su andadura por la Etsiam, ella ha sentido “el apoyo y el respaldo de todos” sus compañeros, ya no sólo en las elecciones sino también durante el día a día de la gestión.
Para finalizar, les pide a las chicas que estén estudiando Bachillerato que “nadie, ni ellas mismas, les pongan obstáculos” y que “sueñen alto, confiando en sus posibilidades” porque “con el trabajo y el esfuerzo todo se puede alcanzar”.

Fuente: EFEAGRO. Un reportaje de Juan Javier Río. Foto de portada de R.G/EFEAGRO

 

Tal vez, también te interese…

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
ARA, Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Entidades colaboradoras

Financia

Junta de Andalucía