Capacitación agroecológica para asentar empleo rural

Comparte esta noticia

Productores agroecológicos, ayuntamientos y Grupos de Acción Local, integrantes del Grupo Operativo (GO) autonómico Terrae ItíNera, quieren optimizar los servicios públicos de calidad en determinados territorios con un mismo objetivo general: diseñar y aplicar escuelas de emprendimiento agroganadero para asentar población en municipios escasamente poblados o con diferentes condiciones productivas y generar contratos de custodia y oportunidades de empleo local.

El proyecto Terrae ItíNera es básicamente una escuela itinerante de agroecología desarrollada para formar y asentar nuevos agricultores y ganaderos en los municipios rurales que están interesados en acoger población, poner en aprovechamiento sus terrenos y recursos que están en desuso. Es itinerante, porque los alumnos permanecen en el municipio de acogida donde se está desenvolviendo la escuela y los que recorren cada centro son los formadores.

“Tenemos un objetivo principal que es el de diseñar e instalar este tipo de escuelas de emprendimiento en la Comunidad de Madrid, ya que es un proyecto de innovación social vinculado a la “nueva ruralidad agroecológica” en el asentamiento poblacional”, explica Mila Martín, representante técnica del Ayuntamiento de Redueña.

Precisamente, se pretende alternar asentamientos de población en municipios escasamente poblados o con diferentes condiciones productivas con la generación de contratos de custodia y oportunidades de empleo local. “Lo vemos como un elemento principal”, indica Mila.

Junto a este objetivo principal, existen otros más pequeños, “como crear e identificar una red de formadores para desarrollar la formación práctica en emprendimiento ecológico. Para ello buscamos personas que realmente conozcan la profesión”, afirma la representante técnica del Ayuntamiento de Redueña.

Otro micro objetivo es la prestación en fincas infrautilizadas captadas a través del Banco de Tierras de Red Terrae. “Se ponen a disposición del GO en el momento que se hace la formación, pero luego debemos tener claro que otras fincas van a ser reutilizadas para que terminada la propia escuela los alumnos que quieran quedarse en el municipio a vivir dispongan de tierras para poder desarrollar su proyecto profesional”, detalla Mila.

El último de los pequeños objetivos es el de ensayar escenarios de innovación social, que la vamos a emprender en lo que nosotros llamamos las comunidades de aprendizaje, y se realiza a través del método de la “neoruralidad”.

 

Fases del proyecto

“Estamos actualmente en la fase de acogida, que consiste en una búsqueda de municipios, formadores y alumnos interesados mediante una convocatoria a municipios”, enumera. Se suceden sesiones de presentación y de formación previa con municipiosinventario de tierras análisis de la oferta de instalaciones de formación y en su caso vivienda en alquiler que ponen a disposición de la escuela itinerante y de nuevos pobladores. “Varias reuniones con tres territorios LEADER se han realizado ya para convocar a los municipios y contar en qué consiste el proyecto y darles el cuestionario municipal para que vayan contestando a cada una de las características que el GO pide para poder hacer la selección del primer municipio dónde se va hacer la primera escuela”, según Mila.

También en esta fase se va ajustar el curriculum vitae formativo a los terrenos disponibles, preparación de inversiones y publicación de la oferta de plazas y condiciones y acuerdos de participación con alumnos seleccionados.

“Luego tenemos la fase de aprendizaje. Una vez que ya tenemos el municipio elegido, la red de formadores, los alumnos y los mentores en este caso los agricultores, se va a proceder al asentamiento de lo que es la comunidad de aprendizaje. Los alumnos no solamente van a formarse en emprendimiento, sino que también tienen que formarse en la convivencia. Para nosotros la convivencia es un recurso educativo muy importante y esto va a poder ayudar a quien luego quiera formar parte del municipio en un proyecto de emprendimiento y vida”, señala la representante técnica del Ayuntamiento de Redueña. También se desarrolla una formación permanente en la finca y un seguimiento de los propios alumnos, porque puede que haya bajas y altas durante el período de la escuela.

La tercera y última fase es la de asentamiento. Aquí en teoría, los alumnos ya están casi acabando y perfeccionando lo que pueden realizar una vez terminada la escuela. “Entonces, se produce una evaluación y ya se habrá tenido que terminar el inventario de tierras que se van a utilizar a posteriori de la escuela”, concluye Mila Martín. Además, se asesorará al emprendedor agroecológico y se desarrollarán el asentamiento de los alumnos que queden como colonos y los emprendimientos efectivos.

A medida que se vaya generando conocimiento en el proyecto se va a transferir, difundir y compartir en un espacio virtual denominado “Comunidad del Conocimiento Agroecológico”.

 

Socios

El GO autonómico ItíNera está compuesto por varios socios. A saber, la Asociación Unida de Productores (AUPA), el Grupo de Acción Local del Sureste de la Comunidad de Madrid. Comarca de las Vegas y Alcarria de Alcalá (ARACOVE), el Grupo de Acción Local Sierra Norte de Madrid(GALSINMA), el Grupo de Acción Local ADI Sierra Oeste de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid, el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) y el Ayuntamiento de Redueña, en representación de la red de municipios Red Terrae, una asociación nacional exclusivamente de municipios que trabajaba dentro de la agroecología.

Fuente: RRN

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
ER-0930/2013
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Junta de Andalucía

Entidades colaboradoras

Red Española de Desarrollo Rural
ecovalia
eticom