Clara Sierra, directora del Instituto Asturiano de la Juventud: “Debemos convencer a los jóvenes de que den a las zonas rurales la oportunidad de convertirse en su futuro”

Comparte esta noticia

Discurso inaugural de Clara Sierra Caballero, directora del Instituto Asturiano de la Juventud. Gobierno del Principado de Asturias

Buenas tardes a todos.

Es un placer estar hoy aquí en la inauguración del segundo Parlamento Europeo de la Juventud Rural, que nos complace acoger aquí en Asturias.

Definir lo que es rural y lo que es urbano es una tarea muy compleja. En base a la densidad de población, podemos afirmar que el 90% del territorio asturiano es zona rural. Sin embargo, la mayoría de esta población vive en las ciudades asturianas.

La juventud rural es un segmento de la población que no ha sido muy estudiado desde el punto de vista de las ciencias sociales. La razón principal de ello ha sido el envejecimiento del campo, debido a que las nuevas generaciones no tienden a quedarse en las zonas rurales, con un gran aumento de la migración a las grandes ciudades desde mediados del siglo XX. En este parlamento rural, las generaciones más jóvenes tienen la oportunidad de ser escuchadas y nuestras opiniones sobre las zonas rurales tomadas en consideración. La generación más joven no puede ser tratada como una sola, sino que necesita ser dividida en grupos cuyas realidades y circunstancias difieren entre sí y, en este contexto, hoy tenemos la oportunidad de hacerlo.

Las zonas rurales, donde vive aproximadamente una cuarta parte de la población total de los países desarrollados, se encuentran en medio de una transición y transformación en la que, hace mucho tiempo, los términos “agrario” y “rural” dejaron de significar lo mismo. Las nuevas actividades económicas relacionadas con la industria y sus servicios, así como las nuevas demandas estructurales e institucionales, empujan a las zonas rurales a ser más atractivas para los jóvenes.

Nuevas actividades surgen como nuevas áreas de negocio y empleo, como respuesta a la demanda rural interna y externa. Debemos convencer a los jóvenes de que apoyen y den a las zonas rurales la oportunidad de convertirse en su futuro.

La generación más joven no puede ser tratada como una sola, sino que necesita ser dividida en grupos cuyas realidades y circunstancias difieren entre sí

También debemos centrarnos en las mujeres más jóvenes, ya que las zonas rurales están habitadas principalmente por hombres debido a la gran emigración femenina, que se suma a la despoblación y el envejecimiento de las zonas.

La mayoría de los jóvenes que viven en zonas rurales son felices y están satisfechos con su vida y su entorno, pero sólo un bajo porcentaje de ellos desearía volver allí una vez que hayan terminado sus estudios. Por otro lado, muchos jóvenes que han nacido en las ciudades, perciben las zonas rurales como zonas sin oportunidades y subdesarrolladas desde el punto de vista socioeconómico. Tenemos que cambiar esta percepción y hacerles ver las oportunidades que ofrecen las zonas rurales, con un gran potencial para desarrollar sus proyectos.

Una prioridad absoluta del Gobierno asturiano es esta apuesta por las nuevas generaciones en el medio rural como la mejor herramienta para luchar contra el despoblamiento. Para ello, ofrecemos subvenciones para apoyar la incorporación de los jóvenes a las zonas rurales. Actualmente estas ayudas ascienden a 50.000 euros, pero el Consejo de Desarrollo Rural se ha comprometido a aumentarlas hasta un máximo de 75.000 euros durante este mandato, apoyando también programas de formación para ayudar a que los proyectos sobresalgan.

Otra herramienta fundamental a la que nuestros jóvenes pueden acceder en las zonas rurales se llama Ticket Rural. Con ello se pretende ayudar a poner en marcha empresas rurales aunque no estén relacionadas con el sector primario. En la actualidad asciende a un valor de 25.000 euros, y el consejo de planes de desarrollo rural revisará y potencialmente incrementará estos hasta un 40%.

Para terminar, sólo quiero decir: Espero que disfruten de su estancia en Asturias, y que estos días sean productivos y ayuden al empoderamiento de la juventud rural en Europa.

Muchísimas gracias.

El Parlamento Rural Europeo (ERP) es una campaña a largo plazo que expresa la voz de la población rural europea y promueve la autoayuda y la acción de la población rural, en colaboración con la sociedad civil y los gobiernos. El movimiento ERP Juventud sirve como una plataforma para que los jóvenes participen en el proceso de desarrollo rural, para CONECTAR organizaciones y profesionales de toda Europa y para EMPODERAR la defensa de sus necesidades ante las partes interesadas a varios niveles.

Fuente: ERYP

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR-0034-ES
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras