El debate sobre la despoblación, por fin en la agenda política pero no en la sociedad: el estudio ‘RedPoblar’ de REDR analiza el medio rural en clave positiva

Comparte esta noticia

El estudio RedPoblar elaborado por REDR intenta reflejar la realidad de la sociedad rural, con sus debilidades, retos y desafíos y, a la vez, servir para alzar la voz sobre un riesgo tan patente como es la situación demográfica de nuestros territorios.

Después de analizar, investigar, comparar medidas, asistir a eventos, escuchar a medios… hemos llegado a la conclusión de que la despoblación ha empezado a posicionarse en un lugar prominente de la agenda política… pero, hasta el momento, no ha ocurrido lo mismo con la sociedad, que todavía percibe el fenómeno como un asunto a resolver exclusivamente por los territorios rurales.

La despoblación es una de las mayores lacras de las zonas rurales y hasta la fecha no se ha abordado este problema capital como se merece; ha habido algunos amagos, se han propuesto algunas medidas paliativas, pero en ningún momento reactivas. REDR se pronuncia al respecto con dos propuestas muy claras: optimicemos nuestros recursos y convirtamos a  nuestras áreas rurales en  territorios inteligentes para abordar el futuro en primera línea.

En este informe no hemos analizado las causas de la despoblación, que ya se han estudiado en profundidad y desde diversas perspectivas por otros expertos y organizaciones, sino que alentamos acciones para combatirla en los territorios rurales. El principal objetivo de este estudio ha sido analizar la despoblación desde una clave positiva: darle la vuelta al enfoque tradicional y concentrarnos en examinar las herramientas y recursos disponibles que se pueden aplicar de forma práctica para tratar de paliar la tendencia al despoblamiento rural.

Una de las conclusiones fundamentales del estudio RedPoblar es que las políticas de desarrollo rural y las políticas demográficas han de ir de la mano, pero no se puede cargar únicamente al medio rural con la responsabilidad de frenar la despoblación; mientras que las primeras deben ir encaminadas a garantizar el acceso a los servicios y mejorar la calidad de vida en las zonas rurales, las políticas demográficas deben intentar equilibrar el poblamiento de los diferentes territorios, alentando o frenando el asentamiento de las personas. Una reivindicación que los territorios rurales vienen haciendo desde hace tiempo es la necesidad de que se hagan políticas de desarrollo rural transversales y que respondan a las necesidades reales de la población local, ámbito en el que los Grupos de Acción Local tienen mucho que aportar. Porque no hay mejor política demográfica que ofrecer oportunidades al territorio.

Por otra parte, cuanto antes entendamos que las zonas rurales no necesitan competir con las urbanas, sino saber cómo relacionarse de una forma más justa y convivir de forma sostenible, se planificarán mejores políticas rurales e inversiones. Ser conscientes de esta situación y aceptarla puede ayudar a re-orientar las políticas rurales y las inversiones y permitir a los territorios rurales abrirse a la innovación y a la modernización de la gobernanza y los servicios públicos, empleando estrategias holísticas, proactivas y locales coherentes con la realidad social actual.

La despoblación es un fenómeno que se caracteriza, además de por el progresivo vaciamiento de los pueblos, por el creciente envejecimiento y masculinización de la población que vive en ellos. Es por eso, que en el estudio hemos querido conocer de primera mano las necesidades y propuestas de las mujeres y los jóvenes que viven en los entornos rurales. A través de encuestas online a estos colectivos, hemos llegado a la conclusión de que la población rural quiere quedarse en sus pueblos, cerca de sus familias y amigos y del medio natural, y se observa un punto de inflexión una vez que los jóvenes tienen casa e hijos, ya que éstos, en general, desechan la idea de abandonar el territorio. Por lo tanto, las políticas rurales no deberían ir tan encaminadas a premiar la natalidad, como a crear las condiciones óptimas (precio de la vivienda, oportunidades laborales, etc.), ya que, cuando la población es más joven y tiene menos vínculos con el territorio, la falta de oportunidades laborales y formativas sí les hace plantearse abandonar sus lugares de origen en mayor medida.

Por todo lo anterior, desde REDR defendemos que sin pueblos, no hay futuro. Es fundamental que la sociedad española reconozca la urgencia de combatir la despoblación y darle otra oportunidad a las zonas rurales. El debate finalmente ha llegado a la agenda política, pero lamentablemente no ha llegado a la sociedad. Y la pregunta es si estamos aún a tiempo. Por nuestra parte, nos esforzaremos en trasladar la imagen de los territorios rurales como espacios vivos de innovación, e invitamos a la sociedad a poner en marcha iniciativas y procesos disruptivos en nuestras áreas rurales.

El estudio se compone de cuatro grandes áreas temáticas, analizadas por REDR, que pueden servir para combatir la despoblación de las zonas rurales:

  • Análisis documental/legislativo y de gestión de recursos en materia de servicios públicos a las zonas rurales a nivel nacional y europeo.
  • Territorios inteligentes (Smart Villages): Internet de las Cosas, Negocios Inclusivos, Rural Proofing, Teletrabajo, Economía Circular, Innovación, etc.
  • Identificación de programas y proyectos casos de buenas prácticas transferibles y extrapolables: Suiza, Suecia, Canadá, Japón, etc.
  • Consulta pública urbana/rural. Instrumento básico: Encuesta poblacional a la sociedad urbana/rural (jóvenes-mujeres).
Fuente: REDR

Etiquetas: , , ,

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR10-001/2014
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Junta de Andalucía

Entidades colaboradoras

Red Española de Desarrollo Rural
ecovalia
eticom