Mª del Mar Delgado, investigadora de la Universidad de Córdoba: “Las zonas rurales pueden mitigar el cambio climático”

Esta catedrática de Economía, Sociología y Políticas Agrarias de la Universidad de Córdoba, natural de Fernán Núñez, recibió en junio de 2021 la Medalla de la Orden del Mérito Civil por su labor como investigadora a favor de la sociedad.


Mª del Mar Delgado, investigadora de la Universidad de Córdoba: “Las zonas rurales pueden mitigar el cambio climático”

¿Qué le da más satisfacciones su labor de investigadora o de docente?

Me encanta dar clase y creo que puedo aportar algo a los alumnos. Para mí es muy importante que mi investigación tenga impacto social y no solo académico. Tenemos que formar a las nuevas generaciones de alumnos. Son el futuro. Yo soy profesora por encima de todo, si solo fuera investigadora no estaría en la universidad.

¿Cree realmente que la investigación puede mejorar la realidad social o la económica?

Sí, estoy plenamente convencida. Los países y las empresas que mejor funcionan analizan muy bien lo que está pasando y toman las decisiones basadas en datos. La investigación es la que permite los avances. La toma de decisiones basada en datos nos permite tomar decisiones. Mis investigaciones no son solo datos exactos y numéricos, sino que se basan en las ciencias sociales y en percepciones. Estamos cerrando ahora un análisis de la percepción de los agricultores sobre el cambio climático y esa percepción es fundamental. Posiblemente la ley andaluza del cambio climático se ha hecho sin tener en cuenta esa percepción. Ahora, que hay que desarrollarla, sería muy interesante que la Administración conociera lo que el agricultor está dispuesto a hacer, que conociera su percepción y qué barreras perciben. Avanzaríamos mucho más si tuviéramos en cuenta su percepción, que si se hace desde un despacho. También estamos estudiando, a través del proyecto Moving, que las zonas de alta montaña europeas sean más resilientes y sostenibles.

¿El cambio climático afectará más a zonas rurales o a urbanas?

Va a afectar a todas por igual. La única diferencia es que los medios de vida de los ciudadanos urbanos no dependen tanto de la agricultura. En el cambio climático la agricultura tiene un gran papel. Primero, porque va a estar muy expuesta y, segundo, por su capacidad de captación de carbono, de reducir sus emisiones. Las zonas rurales tienen más opciones de frenar o de mitigar el cambio climático que las urbanas. Tenemos que hacerlo con la gente, eso no se puede hacer por real decreto.

Ha estado en Bruselas con el Pacto Rural de Europa, ¿cómo avanza?

Una de las secciones del Pacto Rural de Europa es la digitalización rural y yo presenté las conclusiones. Tenemos que darnos cuenta de que la digitalización en áreas rurales tiene que ser un medio en el desarrollo y no un fin. Hay que crear muchas competencias y capacidades, tienen que ser capaces de controlarla. Hay que hacer una digitalización inclusiva, sostenible y que controlemos su gobernanza.

¿Cuáles son las barreras para hacer progresar a Las Palmeras dentro del proyecto In-Habit?

Las Palmeras están muy cansadas y se ha invertido muchísimo dinero, pero nunca se ha trabajado con la gente. Siempre ha sido a través de oenegés o de instituciones que deciden qué hay que hacer allí. Creo que es muy importante implicar a la gente y trabajar con ella y ver qué pueden hacer. La mayor innovación tiene que ser social, trabajando con la gente y creando un espíritu de comunidad, un espíritu compartido y que se vaya extendiendo. Un grupo de vecinas ha convocado para limpiar uno de los patios. Se hizo la semana pasada. Lo hemos propiciado y Sadeco nos ha ayudado con material, pero hay gente que ha bajado con su propia escoba, porque no quieren vivir en un sitio sucio, en un sitio donde no se recogen las papeleras. Hemos plantado árboles y los estamos regando con garrafas del Mercadona, porque no hay forma de que pongan una boca de agua. Son ciudadanos cordobeses y deberían tener el mismo acceso a un sitio digno, a los jardines que tienen los demás. Que los destrozan, sí , pero ahora que se está creando una nueva dinámica vamos a poner todos un poquito de nuestra parte. Se precisa más coordinación, dejar protagonismos aparte para trabajar por un bien común. Y darle la oportunidad a la gente de que se comunique y diga lo que quiere hacer y cómo hacerlo. Vamos a seguir peleando duro.

¿Es fácil investigar desde la Universidad de Córdoba?

La Universidad tiene una credibilidad muy alta en la sociedad cordobesa y eso es una gran ventaja. Confían en la Universidad. La Administración española tiene una burocratización infernal. Yo dedico casi más tiempo a la burocracia que a investigar o a dar clases y eso me pone muy nerviosa.

¿Es un error volver al carbón? ¿Es optimista respecto al futuro?

Sí, si no frenamos las emisiones de carbono vamos a tener muchos problemas. Sin ir más lejos, hay que hacer de Córdoba una ciudad más vivible. En Córdoba hay tres meses, dentro de poco serán cinco, en los que es muy difícil vivir si no es con aire acondicionado, encerrados. Y eso no es vida. Es la ciudad que más se ha calentado en los últimos cien años y yo no veo que se estén haciendo cambios. No veo voluntad política para abordar los grandes desafíos ni en Europa, ni en España, ni a nivel local.

Fuente: Diario de Córdoba. Una entrevista de Paula Lara

Tal vez, también te interese…

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
ARA, Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Entidades colaboradoras

Financia

Junta de Andalucía