Resiliencia, seguridad y solidaridad, los tres pilares sobre los que marca el futuro del Parlamento Rural Europeo

Tres años después de la anterior edición, celebrada en Candás y auspiciada por la Red Asturiana de Desarrollo Rural (READER), tuvo lugar el V Parlamento Rural Europeo en Kielce (Polonia), entre los días 12 y 16 de septiembre.


Resiliencia, seguridad y solidaridad, los tres pilares sobre los que marca el futuro del Parlamento Rural Europeo

La pandemia postergó el ciclo bienal, un fijo en la agenda de muchas de las entidades, promotores y demás organismos que trabajan por el desarrollo rural de Europa. Así se dieron cita en esta ocasión alrededor de 350 personas de 39 países en esta localidad del sur polaco para dar voz a un debate que en esta ocasión se centró en el cambio climático, la seguridad y la crisis alimentaria, la despoblación y el empoderamiento de la juventud, retos y compromisos que se materializaron en el documento final de la Declaración de Kielce.

La intensa semana arrancó el lunes con la bienvenida a cargo de las tres asociaciones paneuropeas promotoras de esta iniciativa: ELARD (European Leader Association for Rural Development); PREPARE (Partnership for Rural Europe) y ERCA (The European Rural Community Alliance). A continuación se celebraron los discursos de inauguración a cargo del Comisionado Europeo para la Agricultura Janusz Wojciechowski, la viceministra de Agricultura, Anna GembickaKrzysztof Ardanowski, en representación del presidente del Gobierno de la República de Polonia, y el alcalde de la región Świętokrzyskie Andrzej Bętkowski, que se mostraron orgullosos y pletóricos por la celebración de un evento tan importante para las comunidades rurales europeas. Finalmente intervinieron Paweł Krzeczunowicz, de la Red Rural Polaca, y Piotr Sadłocha, director del Grupo de Desarrollo Rural Asociación para el Desarrollo del Área Rural de Świętokrzyskie.

En la presentación hubo un especial recuerdo para READER como organizador del IV Parlamento en Candás en 2019 y fueron numerosas las personas que acudieron a Asturias en su día para manifestar el grato recuerdo y la experiencia “tan increíble” que vivieron en nuestra región.

20220914 Kielce stand

Concluía así una jornada de reencuentros que daría paso a las visitas de campo desarrolladas al día siguiente, en las que a través de diez rutas se presentaron diferentes proyectos financiados con las ayudas LEADER en esta región del sur de Polonia, muchas de ellas dirigidas al turismo rural y a las medidas de conciliación. Gran parte de estos fondos europeos se invierten en infraestructuras educativas con el fin de atraer a nuevos pobladores, así como mantener los ya existentes, según explicaron las personas que guiaron las rutas. Este entorno tiene también un importante recurso natural, como es el Macizo de la Santa Cruz, además de ser un centro religioso en una región que en su nombre recoge este accidente geográfico: no en vano Świętokrzyskie significa santa cruz.

Tras aventurarse en el territorio con las rutas organizadas, la tarde estuvo dedicada a actividades de networking, con la celebración del café del mundo rural a cargo de los jóvenes europeos, que presentaron y compartieron experiencias inspiradoras, ofreciendo una nueva visión desde su propia perspectiva. Sobre estos encuentros se levantaron las bases de su manifiesto, que posteriormente fue leído en la sesión de clausura e incorporado a los documentos finales de esta edición.

Completaron esta parte la colocación de estands por parte de las entidades asistentes, donde se daban a conocer productos artesanos de cada uno de los países y regiones, así como iniciativas de desarrollo rural. El exhibido por la Red Asturiana de Desarrollo Rural fue sin duda el más visitado, como por la delegación escocesa y su Gobierno, para probar los diferentes quesos y chorizo, así como para felicitar por la anterior edición y conocer el trabajo que se está llevando a cabo tanto desde READER como de sus grupos de desarrollo. Contamos para ello con la colaboración de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial y la marca de calidad Alimentos del Paraíso.

La organización de esta quinta edición incluyó en el programa del día una cena para proseguir con el intercambio de experiencias y una pequeña fiesta en uno de los palacios más bonitos de Kielce.

20220914 Kielce plenario7 1

Primer plenario

El miércoles 14 estuvo dedicado a los talleres de trabajo, que se desarrollaron en el horario de tarde. Durante la mañana tuvo lugar el primero de los plenarios, sin duda el momento más emotivo del Parlamento, con la participación de la delegación de la vecina Ucrania, que entonaron su himno nacional entre signos de respeto y emoción por parte de las personas asistentes.

El primer turno de intervenciones correspondió a las experiencias inspiradoras desde y para la Europa rural, que abrió la profesora de la University College de Dublín (Irlanda) Karen Keaveney con su reclamación acerca de que las políticas europeas deben ir más allá de lo meramente agricultural y enfocadas hacia políticas de transición climática y sociales, donde la sostenibilidad tenga un lugar específico ante los nuevos retos que se nos presentan como sociedad. Y para llevar a cabo estas medidas hay que tener en cuenta los diferentes factores sociales, medioambientales y de toda índole en el diseño de estas políticas, recordando también la necesidad de la simplificación.

La irlandesa apuntó también a reforzar el compromiso con los ideales de la innovación y la ecología: “Somos nosotros quienes tenemos que enfrentar los retos y desarrollar la resistencia. Si el tractor es demasiado pequeño, habrá que ir a buscar otro, y otro, y otro hasta llega a uno más grande que tire”.

A continuación Aurelia Bondari, directora ejecutiva de Agroinform Moldavia, quien relató cómo es la adaptación a nuevas maneras de trabajar en el desarrollo rural auspiciado por la UE en aras de incorporarse a la Unión. La entidad para la que trabaja es una estructura multisectorial formada por 103 miembros, según explicó, una red fundada en 2018 desde lo informal para convertirse en la actualidad en una organización sin ánimo de lucro.

Entre sus principales retos se encuentra dejar atrás lo que ella definió como una política rural “ineficiente” durante un largo periodo de tiempo que ha puesto el foco solo en la agricultura y donde la ciudadanía ha delegado demasiado tiempo en los gobiernos. En esta adaptación están implementando una nueva metodología en el territorio a través de los grupos de trabajo temáticos que les ayude a fomentar un mayor compromiso en la sociedad y que se desarrollen las políticas de abajo arriba, a semejanza de los leader.

Uno de los ponentes más jóvenes fue el alemán Levin Petersen, oriundo de una pequeña isla en el mar del Norte, cuya principal actividad económica es la pesca y la agricultura. Una isla en la que, afirmó, es muy evidente el aumento del nivel del mar a causa del cambio climático. Petersen hizo un recorrido por su historia vital y el significado que en ella tiene el haber vuelto a su casa tras estudiar en el continente: “El retorno supone lo que significa la isla para mí, lo que me ha llevado a una mayor implicación política”. Entre las demandas, destaca la existencia de un alto número de segundas residencias y la necesidad de vivienda para las familias jóvenes, que no encuentran una solución habitacional en el territorio.

Y por supuesto el cambio climático como principal preocupación en un entorno eminentemente pescador, lo que le ha llevado a implicarse en Fridays for future. “Sube el nivel del mar, en verano llueve menos… Para mi comunidad es muy evidente el cambio climático, y el nivel del mar es una evidencia clave, no dejamos de vivir en una isla”.

La siguiente participación se realizó a través de vídeo, ya que Michael Dower, profesor de la Universidad de Gloucestershire (Inglaterra) no pudo desplazarse hasta Polonia. La diversificación de la economía rural, el refuerzo de los servicios básicos, son aspectos claves para reforzar el desarrollo rural que articuló en torno a cuatro aspectos: el cambio climático, el bienestar, el aumento de la demanda de los recursos y los movimientos migratorios.

En el primer apartado se mostró a favor de reducir el impacto de la energía con una apuesta firme por las renovables, de ahí la necesidad de repensar todos los consumos energéticos y cómo producirlos. Se mostró expectante ante las estrategias que se están desarrollando desde la UE, y señaló, en cuanto al bienestar, los problemas que causan la deforestación, la producción en intensivo… Al igual que el aumento en la demanda de recursos que se está dando a nivel mundial: “Hay que repensar los usos de lo rural”. Concluyó su intervención haciendo referencia a los movimientos de personas desde las ciudades al campo buscando vivienda, que se ha intensificado tras la pandemia”. A ello hay que sumar los movimientos migratorios de personas refugiadas o población empobrecida de procedente de diferentes países de África.

Sofiya Burtak, de la Red de Negocios de Mujeres Rurales de Ucrania, desarrolló un discurso que, como no podía ser de otra manera, relacionó con la guerra que se está viviendo en su país y cómo está afectando a su economía, su desarrollo y el papel que las mujeres están desempeñando con la movilización militar de los hombres. Estima que se han destruido unos tres millones de hectáreas productivas y que, tras ser bombardeadas, al cabo de unos días las vuelven a poner en producción. Habla también de los retos para la integración en la UE y el futuro en la posguerra, con un paisaje desolador por la destrucción de los misiles, además de los daños humanos. Hace hincapié en lo duro que es para las personas que trabajan en las granjas “el no estar conectadas con la tierra”, con muchos granjeros movilizados.

Lanza entonces la pregunta de cómo ayudar a los granjeros y acompañar en la recuperación, “hay que recolocar los conocimientos, las localizaciones de plantaciones, afectadas por el cambio climático y la guerra. Es la necesidad de compartir conocimientos con ellos para recolocar las producciones y poder desarrollar la resiliencia”. Burtak señala que la población cree “firmemente en la reconstrucción del país y en el apoyo que precisa el medio rural”.

Que los hombres estén en el frente implica que las mujeres desarrollan dobles y triples jornadas, “trabajando sin descanso para sacarlo todo adelante”, reivindica la representante ucraniana. Algo que siempre ocurre en todas las guerras, en las pasadas, en las presentes.

Cerró el turno de intervenciones de esta primera parte Petar Gjorgievski, de la Red Rural de Macedonia del Norte, aunque intervino en nombre de las Redes de Desarrollo Rural de los Balcanes que engloba a Albania, Kosovo, Montenegro, Croacia y Macedonia del Norte. Expuso que su principal objetivo es reforzar el enfoque Leader a la agenda rural, con el refuerzo de las políticas de abajo arriba (bottom-up) y las redes de desarrollo rural nacionales. El segundo es el trabajo a nivel local a través de los grupos de acción locales trabajando sobre líneas de gran impacto, como la economía verde. Y en tercer lugar conectar con las redes y sus esfuerzos desde la población local.

La segunda ronda de la mañana contempló el panel ‘El futuro de Europa’, moderado por Hannes Lorenzen, presidente de ARC2020, en el que participaron Normunds Popens, vicedirector general para la Implementación y las Relaciones Internacionales de la Dirección General de Política Regional de la UE; Goran Šoster, vicepresidente de PREPARE; Katrina Idu, presidenta de Forum Synergies; Toma Šutić, del gabinete del vicepresidente para la Democracia y la Demografía, de la Comisión Europea; Marion Eckardt, presidenta de ELARD; y Radim Sršeň, viceministro de Desarrollo Regional de la República Checa, vicepresidente de la Comisión NAT del Comité Europeo de las Regiones.

El debate abordó las diferencias entre crecimiento y desarrollo, en un momento de consumo desaforado, intensivos, extractivismo más crisis y guerras, en el marco también del cambio climático, una realidad cada vez más constatable, donde el crecimiento está demostrando “destruir el desarrollo local, con métodos muy agresivos”. Marion Eckard insistió en que “no se trata tanto de enfrentar con el crecimiento, sino conversar sobre qué está ocurriendo y las oportunidades que se presentan con la crisis energética que estamos viviendo. La pregunta es ¿qué tenemos qué sacrificar?, ¿qué es suficiente?”.

El Leader total

La tarde se desarrolló con dos rondas de talleres llevados a cabo por diferentes redes nacionales y las asociaciones organizadoras del Parlamento Rural exponiendo diferentes experiencias. Entre ellas se encontraba la Red Asturiana de Desarrollo Rural que impartió el suyo propio bajo el título ‘El LEADER total’, a cargo del gerente del Grupo de Desarrollo Rural Bajo Nalón, Juan Antonio Lázaro Menéndez. Tras presentar someramente la idiosincrasia de la región y a la propia Red, Lázaro Menéndez expuso de qué manera se está trabajando en Asturias, la región de Europa que más presupuesto de su PDR destina a las ayudas Leader. Tras la exposición, los asistentes se organizaron en tres grupos para diseñar su programa ideal en función a una diversidad de territorios que se les presentó, en los que fue común el diseño de estrategias de integración a favor de la identidad local y el orgullo de vivir y apostar laboralmente por estas zonas.

Tras el desarrollo de los talleres, el programa continuó con las actividades de networking y la exposición de estands del día anterior, para concluir la jornada con la celebración de una cena de gala en las mismas instalaciones del Centro de Congresos Targi Kielce.

Jornada final

La quinta edición del Parlamento Rural Europeo llegaba a su fin el jueves con nuevas sesiones plenarias. Abrieron las voces desde las diversas realidades rurales europeas, un panel de discusión dirigido por Vanessa Halhead, coordinadora de ERCA. Abrió el turno Irene Martín, de la Red Española de Desarrollo Rural (REDR), que centró su discurso en la despoblación, una cuestión de Estado presente en la agenda nacional, y sobre lo que también se está trabajando a nivel de gobiernos regionales y redes autonómicas. Insistió en la necesidad de cambiar la narrativa en cuanto al medio rural.

Magnus Ek, de la red rural sueca, también se centró en la despoblación y en cómo atraer gente a las regiones del norte de Suecia. Como curiosidad señaló la alta presencia de alemanes en zonas frías, hasta el punto de que todos sus vecinos proceden de Alemania en su caso.

Por el Parlamento Rural Eslovaco habló Magdalena Curillova, y el emprendimiento femenino en el país, del que dijo que tiene el ratio más bajo de Europa Central y del Este, con un 59,3%. Y puso como ejemplo el emprendimiento social para dar oportunidades de empleo a las mujeres de las zonas rurales, con el condicionante, además, de la edad y del factor gitano.

Theona Morrison, de Acción Rural Escocesa, nos acercó a la realidad de Escocia tras la salida del Brexit, de experiencias inspiradoras, como las comunidades energéticas, para terminar este apartado con Hartmut Berndt, de la Comunidad de Grupos de Desarrollo Rural de Alemania, que señaló que esta edición se ha centrado en los retos que debe afrontar la sociedad europea, como el cambio climático.

Tras esta ronda los jóvenes leyeron sus conclusiones entre las que reivindicaron la importancia de colaborar entre todas las generaciones y “no hablar de vosotros y nosotros” en aras de llevar a cabo una inclusión real de la juventud europea en el diseño y desarrollo de políticas sostenibles.

Alexia Rouby, de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, expuso sobre el Pacto Rural y el Rural Proofing, para dar paso a un último panel de discusión centrado, también, sobre el Pacto Rural. Moderado por Anita Selicka, del Foro Rural de Letonia y miembro del Consejo de ELARD, participaron en él Joanna Gierulska, directora del departamento para la PAC del Ministerio de Agricultura de Polonia; Thibaut Guignard, presidente del Leader de Francia; Tom Jones, presidente de ERCA; Marta Marczis, presidente de AEIDL; Mario Milouchev, de la DG para la Agricultura y el Desarrollo Rural de la Comisión Europea; y Lidija Pavic-Rogosic, miembro del Comité Económico y Social Europeo.

El acto de clausura recogió la firma de la Declaración de Kielce, un manifiesto que recoge las propuestas y compromisos adquiridos a lo largo del evento y que marcan un hoja de ruta tanto para el diseño de las políticas de la UE, nacionales y regionales. Una llamada de atención desde los territorios rurales, sobre todo en estos momentos de “urgencia ante la situación actual y los grandes retos a los que se enfrenta Europa en la actualidad: la guerra, la inflación, las crisis energéticas, el clima y la biodiversidad, las sequías y los incendios, la alimentación y la seguridad, la falta de solidaridad, los cambios creados por las pandemias, las sociedades divididas y otros cambios políticos, económicos, medioambientales y sociales que repercuten en nuestras comunidades”, según recoge el propio texto.

La demanda pasa por “un llamamiento a los ciudadanos y a los responsables políticos a todos los niveles para que movilicen recursos y personas, y garanticen que las políticas y los programas sean coherentes y estén preparados para el medio rural”.

Concluía así este V Parlamento de reencuentros, reivindicaciones y esperanzas sobre los que trabajar durante estos dos años, hasta la próxima celebración del ERP, un destino aún por dirimir.

Fuente:  Juan Antonio Lázaro Menéndez (La Nueva España)

Tal vez, también te interese…

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
ARA, Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Entidades colaboradoras

Financia

Junta de Andalucía