Esther Rivera, emprendedora rural: “En los pueblos se crea empleo con la ayuda de los Grupos de Desarrollo Rural y los recursos del territorio”

Comparte esta noticia

Hasta hace poco tiempo, la joven veterinaria Esther Rivera Barroso recorría los pueblos de la Sierra de Cádiz maletín en mano atendiendo a los animales. Su clínica ambulante estaba muy limitada y muchos servicios como ecografías, análisis, pequeñas cirugías o Rayos X no podía ofrecerlos, así que se puso en manos del GDR de la Sierra de Cádiz para abrir una clínica veterinaria en Setenil de las Bodegas.

Dicho y hecho. En febrero de 2020- justo un mes antes de que comenzara la pandemia- Esther abrió en este pueblo serrano la primera clínica veterinaria de la zona. La más cercana está a 30 kilómetros de distancia.

Y, a pesar de las dificultades actuales, la clínica marcha muy bien.  A diferencia de otros, este sector es más resistente a la crisis porque si un animal de compañía enferma, se cuidará de él lo mejor posible, sea cual sea su coste económico. “Los dueños de las mascotas no se lo piensan dos veces cuando se trata del bienestar de su animal”, comenta esta veterinaria.

Los vecinos de Setenil de las Bodegas y de los pueblos cercanos están encantados con este nuevo servicio. “Todos sabemos el estrés y la ansiedad que genera en los animales desplazarse y si la clínica está lejos de tu domicilio, el malestar es aún mayor”, argumenta.

La pasión por los animales y el apego al mundo rural le llevó a Esther a estudiar Veterinaria. “Siempre he trabajado en el mundo equino, la veterinaria es mi profesión y es algo que me apasiona y disfruto”. Por eso, cuando comprobó que, en esta zona de Alcalá del Valle, Setenil de la Bodegas y Torre Alhaquime no había este tipo de centros, decidió iniciar su proyecto empresarial.

Además del servicio de veterinaria, se ofrece peluquería canina para ello cuenta con una joven trabajadora. Ambas comparten su amor y cariño por los animales.

Y, aunque Esther ya tiene la clínica para atender a los animales, ella sigue desplazándose al campo a visitar equinos y otros animales que precisan atención y no resulta fácil que se desplacen.

Como dice esta veterinaria gaditana “alivia mucho saber que cuentas con el apoyo del Grupo de Desarrollo Rural de la Sierra de Cádiz que me ha informado, asesorado y tramitado todo el papeleo”. Y, es que, “la gran cantidad de trámites y papeles que se requieren para abrir un negocio desaniman a cualquiera. Menos mal que están los Grupos de Desarrollo rural para allanarnos el camino”, apunta.

Con todo, ella anima a aquellas personas que se estén planteando emprender un negocio que “den un paso hacia adelante y no teman porque siempre van a encontrar ayuda en el GDR de su territorio”.

Fuente: ARA

 

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR-0034-ES
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras