17 municipios jienenses nadan a contracorriente y ganan habitantes en mitad de la despoblación

Comparte esta noticia

La capital y las grandes localidades vuelven a perder población un año más salvo Martos y Alcalá la Real, que logran crecer gracias al eje industrial

Casi se repite como un mantra desde hace una década: hay que luchar contra la despoblación, el mal de la llamada, desde hace menos, ‘España vaciada’. Cheques bebé, casas casi regaladas, escuelas infantiles abiertas todo el año, suelo industrial a precios simbólicos… Las recetas puestas en marcha para evitar el éxodo de población y captar habitantes son variadas y algunas de lo más peregrinas, pero pocos son los que consiguen resultados. En Jaén, ni uno de cada cinco municipios. 17 de los 97 jienenses han logrado nadar a contracorriente e incrementar su población empadronada frente a la despoblación general de la provincia, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace pocos días y referidos al 1 de enero de 2020. La provincia jienense en su conjunto vuelve a perder población, 2.183 habitantes al pasar de 633.564 registrados en 2019 a 631.381 habitantes (empadronados oficialmente, no residentes, que es algo inferior).

El municipio con mayor aumento ha sido Martos con 128 nuevos empadronamientos al pasar de 24.215 a 23.343 habitantes empadronados. La fórmula secreta no lo es tanto:empleo. La gente va (y se queda) donde hay trabajo estable. «Es un polo de atracción por la generación de empleo. Por tanto, todas las administraciones debemos remar en la misma dirección para, ahora más si cabe que estamos hablando de la recuperación económica y social (tras la pandemia), poner las herramientas necesarias ante esta pérdida de población que tiene Jaén», manifiesta su alcalde, Víctor Torres.

«Es la mejor política para combatir la despoblación», afirma el primer edil, resaltando que «donde hay un poco de posibilidad de atracción de empleo se ve que los datos son contrarios». De hecho, según subraya, «en la parte más industrializada en la actualidad, el eje Martos-Alcalá la Real», se aprecia ese aumento en el padrón.

La capital, diez años perdiendo hasta 4.000 habitantes

La capital suma ya diez años consecutivos perdiendo población. En 2010, la ciudad de Jaén contaba con 116.790 habitantes, 4.033 más que los censados a 1 de enero de 2020.

Sólo en un año ha perdido 242 vecinos. Se acerca a la censada en el año 2000 cuando el padrón arrojaba 112.921 habitantes.

De hecho, tras la localidad marteña es la alcalaína la que más vecinos gana, con 104 más; Mancha Real (64); Pozo Alcón (58); Mengíbar (56); y Vilches (27).

También consiguen crecer aunque levemente Cabra del Santo Cristo (3), Espelúy (1), Frailes (10), Guarromán (15), Huesa (1), Larva (2), Navas de San Juan (11), Santa Elena (2), Segura de la Sierra (13), Villardompardo (3) y Los Villares (6).

Deja de hacerlo La Guardia de Jaén, que sumaba 18 años creciendo de forma consecutiva aprovechando su cercanía con la capital, desde 2001 cuando contaba con 2.029 vecinos, baja de los 5.000 habitantes al perder 28 habitantes, quedando en 4.983.

En peligro

De los seis municipios con mayor población de la provincia sólo Alcalá la Real (21.709) y Martos (24.343) suben los censados, mientras que la ciudad de Jaén pierde 242 vecinos (112.757); Andújar pierde 178 (36.615); Linares, 61 (57.353); y Úbeda, 16 habitantes (34.329).

Un único municipio mantiene invariable su población y ese es Puente de Génave, que sigue apareciendo con 2.159 habitantes, los mismos que en 2019. El menos poblado de Jaén es Hinojares, que sigue perdiendo población y se sitúa en 373 habitantes, 28 menos que en 2019. Le sigue Villarrodrigo, con 395 (-14); Benatae, con 445 (-3); Larva, con 474 (+2); Carboneros, con 591 (-24); y Hornos, con 594 habitantes (-7).

Fuente: Ideal de Jaén

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR-0034-ES
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras