ADEMUR Jaén y FICA reclaman a los empresarios agrícolas que no dejen de lado a las mujeres rurales en la contratación de la campaña olivarera

Comparte esta noticia

La Presidenta de ADEMUR, María Inés Casado; y el Vicesecretario General de FICA UGT, Antonio Marcos, creen que la baja cosecha que se prevé este año repercuta negativamente en el empleo de las mujeres rurales, por lo que hacen un llamamiento a agricultores y empresarios para que contraten mano de obra femenina, tan cualificada como la masculina

Llamamiento a la incorporación de las mujeres rurales a la campaña de recolección de la aceituna. La presidenta de ADEMUR Jaén, y secretaria de Igualdad de UPA Jaén, María Inés Casado; y el Vicesecretario General de FICA UGT Jaén, Antonio Marcos, muestran su preocupación porque la reducción de cosecha de aceituna prevista en esta campaña repercuta negativamente en la falta de empleo de las mujeres rurales. Por ese motivo, ambos dirigentes reclaman a los empresarios agrícolas que contraten mano de obra femenina, tan cualificada como la masculina en el manejo de maquinaria y de recogida del fruto.

Un daño colateral importante en la reducción de cosecha prevista por el aforo presentado por la Junta de Andalucía está en el empleo, y en concreto en el trabajo femenino. Según expuso la consejera de Agricultura, habrá 2,5 millones de jornales menos que en la campaña pasada, lo que puede repercutir de forma negativa y directa en las mujeres rurales. En este sentido, tanto María Inés Casado como Antonio Marcos, creen que los empresarios agrícolas tienen una buena parte de responsabilidad en que la contratación de mujeres no se vea afectada. «La considerable reducción de jornales en esta campaña será una consecuencia directa de la pérdida de riqueza en nuestros pueblos. Y si, encima, las mujeres son las principales perjudicadas, el daño será doble. Por ese motivo hacemos un llamamiento a los empresarios para que no dejen de lado a las jornaleras, a las agricultoras, en una campaña difícil», concreta María Inés Casado.

Por su parte, Antonio Marcos destaca la capacitación y la formación de las mujeres rurales para asumir todas las tareas necesarias en la recolección de la aceituna. «Las jornaleras están perfectamente capacitadas, hoy en día, para conducir un tractor, para coger una vareadora mecánica, para llevar un buggy, una vibradora o un quad para trasladar fardos entre los olivos. Son la mano de obra mejor formada que hay en la actualidad y, con el mismo sueldo, deben tener su espacio en el campo. Por eso, insisto, los empresarios tienen que obrar en consecuencia y no dejar de lado a las mujeres rurales esta campaña», reclama el sindicalista.

Fuente: ADEMUR / FICA UGT

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
ER-0930/2013
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras