El GDR Altiplano de Granada pone en marcha una Red de Empresas Rurales comprometidas con la igualdad

Teresa Gómez Pastrana es la responsable de Igualdad en el GDR Altiplano de Granada. En esta entrevista a ARA realiza una radiografía del emprendimiento rural femenino: características, proyectos, barreras que se encuentran las mujeres.


<strong>El GDR Altiplano de Granada pone en marcha una </strong><strong>Red de Empresas Rurales comprometidas con la igualdad</strong>

Puedes escuchar la entrevista en https://open.spotify.com/episode/7e18s36z85vI5pl9DRjDg5

Un estudio del Observatorio de emprendimiento señala que un 11% de las 𝐦𝐮𝐣𝐞𝐫𝐞𝐬𝐫𝐮𝐫𝐚𝐥𝐞𝐬 tienen intención de emprender en los próximos meses o ya lo están haciendo y que el 30% de los nuevos emprendedores rurales son jóvenes menores de 35 años. Desde tu experiencia ¿qué barreras se encuentran?

TERESA GÓMEZ: La principal barrera que se encuentran tanto las mujeres como la juventud, es la falta de apoyo de sus propios entornos. No hay una cultura emprendedora que les sostengan en esos momentos iniciales donde más energía necesitan para poner en marcha sus sueños. Precisamente reciben muchos estímulos orientados a desanimar: les dicen que montar una empresa es muy difícil, que se van a complicar la vida, que pueden endeudarse, que es un gran riesgo, que busquen trabajos más cómodos que les den un sueldo y listo… Esto les puede paralizar y si deciden tirar hacia adelante, en muchas ocasiones se sienten que están nadando a contracorriente, en la mayoría de los casos.

El contexto actual aún no les apoya lo suficiente y no se orgullece del trabajo que hacen cuando así toman esa decisión, de hecho, casi los miran raro y con desconfianza, nos cuenta en muchos de los casos, que incluso sienten que esperan que fracasen para llevar los demás la razón (sintiendo este gran peso).

En realidad, son los grandes heroínas y héroes contra el problema de despoblación. Si se les apoyara, fueran nuestros motores referentes de cambio, y se les facilitara esos primeros pasos, estoy segura que empezaríamos a ver más claramente datos en el retroceso demográfico. Esas mujeres y la juventud que empiezan esos proyectos tienen una energía increíble que brilla por su ilusión y convicción; pero hay que cuidarlos, premiando ese esfuerzo inicial de empuje que realizan contra lo clásicamente establecido que se les pone delante. 

Aun así, yo además matizaría algunas diferencias en cuenta barreras entre las mujeres y la juventud. Las mujeres tienen que enfrentarse en el emprendimiento con el peso específico de hacerlo compatible con la conciliación. Ellas quieren levantar sus empresas haciéndolo compatible con mantener sus familias y el medio rural no está apoyando suficiente esta posibilidad con servicios de guarderías, apoyo a la mejora de los centros educativos con más cercanía, centros de días para mayores, servicios sanitarios de mayor calidad para las familias y con mejora de atención precisamente para compatibilizar esos trabajos. A ello hay que añadir que no se las deja fácilmente liderar ningún espacio, ni ser relevo generacional a los negocios familiares existentes actualmente, aunque sí que las necesitan y a su talento y formación (que ha ido en aumento estas últimas décadas). El mundo rural las presiona más directamente como cuidadoras y está más presente en su día a día, luego a la hora de emprender se les pone una barrera muy fuerte a la que tienen que enfrentarse, porque su incorporación al mercado laboral desde esta perspectiva, presiona para la evolución a otras formas de trabajo tanto público como privado, y de compartir espacios en el área económica, que hasta el momento no había sido posible.

En cambio, en la juventud, además se le une, que hay una idea errónea creada para ellos y ellas, de que en los entornos rurales no hay oportunidades y que todo es más fácil en la ciudad. Se le da más rango a estudiar y salir fuera, que a quedarse en el medio rural y trabajar en nuevas líneas de desarrollo para nuestros entornos. Es muy necesario salir y formarse, aquí lo decimos siempre, pero lo interesante es luego traer el talento joven adquirido al medio rural y pensar, crear, emprender en nuevas formas de economías compatibles con todo lo que emerge en estos entornos rurales. Quienes apuestan por esta posibilidad están apostando por un futuro en nuestros territorios. Además, si todo el mundo se queda en la ciudad, pronto las ciudades no podrán sobrevivir ellas solas, la mayoría de los recursos los tenemos precisamente en estos territorios.

Si apostáramos especialmente por las mujeres jóvenes emprendedoras, además estaríamos fijando familias en el territorio. Son las grandes sostenedoras de los sistemas, suelen ser más resilientes en sus proyectos empresariales y cuando deciden emprender, lo asocian a formar sus familias en estas zonas y apuestan por un futuro más sostenible en sus entornos. Sus proyectos suelen ser más compatibles con un Desarrollo sostenible y local que hace que cuiden también el medio natural en el que viven. Todos esos objetivos que ahora estamos fortaleciendo con los Objetivos al Desarrollo 2030 y tan necesarios a medio y largo plazo.

Al mismo tiempo, las administraciones, incluidos los GDR debemos facilitarles también ese empuje inicial, y hacerles los procesos administrativos más fáciles para que consigan ese empujón. Muchos fondos europeos necesitan de costes simplificados para que así puedan acceder de manera más accesible a las ayudas esas mujeres y la juventud, ya que además estos fondos vienen destinados directamente para ellos. Los costes simplificados significan reducirles el papeleo, básicamente, y ello les ahorraría mucho tiempo para que pudieran dedicarse realmente a lo que quieren hacer: a esos proyectos y sueños que es lo se necesita en el medio rural para avanzar hacia delante. 

Para ellas, el acompañamiento del personal de los Grupos de Desarrollo Rural suele ser unos de los aspectos mejor valorados por las promotoras. ¿qué tipo de ayudas prestáis a las mujeres que decidan emprender?

TERESA GÓMEZ: Agradecemos esta valoración, ya que nuestro equipo técnico intentamos estar ahí para cualquier consulta, apoyo y acompañamiento desde el primer momento que una promotora o joven se acerca a nuestras oficinas y nos cuenta en qué consiste su proyecto.

Pero, además, en nuestro caso, el GDR del Altiplano de Granada ha intentado que nuestras ayudas cuando salgan, tengan criterios de selección de los proyectos donde se valore especialmente que tanto el emprendimiento, como la contratación que hagan nuestros promotores, vaya dirigida por y a mujeres y la juventud. Incidimos al mismo tiempo, que si es población joven menor de 35 años aumente esa puntuación a la hora de valorarlos para darles subvenciones. Con ellos hemos conseguido que empiecen a aparecer más proyectos que opten a nuestras ayudas LEADER, ya que ven ciertas ventajas.

Durante todo su proceso, acompañamos en todas sus demandas intentando que su objetivo final se oriente esencialmente a poner en marcha los proyectos que presentan. Todo el equipo del GDR está volcado desde el inicio a que esos proyectos consigan consolidarse y nuestro equipo técnico está a su disposición con total cuidado de que finalicen sus ideas y puedan ejecutarlas para obtener el impulso económico que pueden propiciarles el programa LEADER. Para nuestro equipo cada proyecto es un regalo para la zona y nos gustaría contar con más medios para que desarrollaran todo su potencial porque los detectamos desde el minuto uno que aparecen en nuestras oficinas.

Además, pensando en el emprendimiento de las mujeres y para mejorar los datos de incorporación laboral de mujeres en las empresas hemos ideado una Red de Empresas Rurales comprometidas con la igualdad en la zona que ha ido surgiendo estos años a través de nuestro acompañamiento. Entendimos que apoyar a las mujeres no solo era apoyarlas a ellas, sino a todo el sistema que hay alrededor socio económico para que entendieran que son pilares fundamentales para el medio rural en el que vivimos; por ello, ideamos a través de pequeños planes de igualdad para PYMES y autónomos/as, una fórmula para que estas empresas (tanto de hombres como de mujeres) pasaran por una formación previa en igualdad que ayudara a entender porque es tan importante apoyarlas. Realizamos formaciones y tutorizamos en grupo e individualizadas a estas empresas y su personal, de esta manera hemos consolidado medidas conjuntas y colaborativas a través de esta Red, que propicia iniciativas que lo hacen posible, de apoyo directo a las mujeres del Altiplano de Granada.

En tres años hemos conseguido una veintena de empresas que modestamente han hecho una reflexión interna desde sus empresas en esta línea, y están dispuestas a colaborar entre ellas para iniciar nuevas líneas de trabajo conjuntas, por ejemplo, con centros educativos y a través de convenios, para atraer trabajadoras a sus empresas. De hecho, estamos organizando unas jornadas en octubre relacionadas con el emprendimiento y la mujer rural donde se ponga en valor todo el trabajo desarrollado hasta el momento y sigamos impulsando nuevas posibilidades para mejorar el emprendimiento de las mujeres en nuestro medio rural. Invitaremos a iniciativas también de fuera del territorio porque queremos seguir aprendiendo en nuevas fórmulas que permita una mejora continua del emprendimiento y el trabajo de la mujer (y la juventud) en los entornos rurales tan necesaria.

La tasa de emprendimiento de las mujeres con apoyo de fondos europeos está aumentando en los últimos años, sobre todo en mujeres a partir de los 35 años y en actividades del sector servicios a la población, hostelería y turismo, comercio y agroalimentación. Vosotras, ¿lo habéis notado en el grupo de desarrollo rural?

TERESA GÓMEZ: Las mujeres mayores de 35 años, es un grupo que cuando deciden emprender tienen ya muy claro que sus esfuerzos son para dar el paso decisivo de mantenerse económicamente, y que necesitan conseguir el éxito y aprovechar las oportunidades de fondos europeos al máximo. Por ello se lanzan cuando tienen ya claro sus proyectos y tiene muy pensado cómo hacerlo y han minimizado los riesgos potenciales. Esa planificación y decisión ayuda muchísimo a que terminen liderando proyectos que son realmente viables si tienen un buen acompañamiento y más si se les apoya en los primeros pasos que suelen ser más desconocidos para ellas en el ámbito del emprendimiento. Además, suelen ser mujeres ya formadas y que quieren aplicar sus conocimientos a los distintos ámbitos que están viendo a su alrededor.

En el Altiplano de Granada, nos han llegado iniciativas muy relacionadas con estos sectores y creemos que están muy relacionado con las oportunidades que están viendo en nuestro territorio relacionado con el Geoparque de Granada. En julio de 2020 obtuvimos el distintivo de Geoparque de Granada de la UNESCO y este hecho está haciendo pensar en nuevos nichos de trabajo para el emprendimiento en la zona. Esta figura nos hizo entender que había un fuerte valor en nuestro territorio, y nos han empezado a llegar muchas iniciativas que están relacionados con el sector servicio de hotelería, comercio y agroalimentario en esta línea, pero también de servicios a la población tan necesario para equilibrar la conciliación, como hemos señalado, y poder sostenernos en entornos rurales con grandes carencias aún a las que nos seguimos enfrentando diariamente.

Podrías ponernos algunos ejemplos?

TERESA GÓMEZ: Pues tenemos varias, pero por poner un ejemplo por los sectores que me comentabas antes os puedo hablar de:

En el sector de hostelería y servicio a la población: Tenemos una iniciativa liderada por Angela Puertas Ruiz, que ha iniciado un negocio de comida a domicilio llamada “A mesa y mantel”. Esta iniciativa empresarial está situada en una pedanía de Cortes de Baza, llamada Campocámara, de tan solo 515 habitantes. El objetivo de su empresa es dar servicio de comidas preparadas a domicilio con venta online dirigido al consumidor del territorio del Altiplano de Granada, como servicio para la mejora de su calidad de vida diaria. Ofrece recogida en tienda y realiza repartos en caso según la necesidad de la clientela para mejora del servicio. Además, utiliza para la preparación de las comidas materias primas con productos de cercanía basadas en km 0 y un sistema de congelación específico para guardar las propiedades alimentarias de las comidas. Angela lleva más de 25 años dedicada a la hostelería y realiza comidas caseras con toques vanguardista o de alta cocina, utilizando al máximo los productos autóctonos y de temporada. Ella colabora desde hace años en el restaurante familiar en esta línea, pero se anima a dar el salto paralelo, ofreciendo este tipo de comida especializada. Primero lo hace para comidas y cenas especiales; posteriormente incorpora eventos, y por último, añade a esta iniciativa a la gente en general ya que entiende puede llegar a más población que quiere y puede comer con un nivel de calidad más alto sin renunciar nunca al sistema de calidad-precio. Ha desarrollado de manera innovadora un proceso de congelación asociado al reparto y mantenimiento de las comidas que ayuda a su clientela a poder planificar y consumir sus productos de manera adaptada a sus necesidades. Este proceso de congelación especializado ayuda a organizar sus productos no arriesgando la pérdida de calidad de los mismos y consumiéndolos exactamente cuando son necesarios minimizando el riesgo de no ser consumidos, ya que aguantan más en la nevera. Este servicio de comida a domicilio con proceso de congelación conserva todas las propiedades de sus alimentos de alta calidad, además ampliar el ámbito de consumo de la cocina de alto nivel elaborada para ella y de kilómetro 0.  

En el sector del turismo: contamos con Antonia García González, que ha rehabilitado un Molino Hidráulico en Caniles, municipio de 4.060 habitantes, como casa rural con varios apartamentos turísticos con categoría de tres llaves. Su trabajo no solo ha estado orientado a la creación de una actividad turística de calidad para una zona donde no hay casi oferta de este tipo sino que, además, al mismo tiempo, ha puesto en valor un Molino harinero que estaba en desuso, recuperando el patrimonio municipal donde está enclavado, por el valor etnográfico que aporta. Además, este Molino está situado en un paraje de gran valor en acequias tradicionales y caminos rurales, conectando esta edificación con otras de interés en la zona para su visita y explotación ecoturística del territorio como es el mencionado Geoparque de Granada.

Por último, en el sector agroalimentario, concretamente con la creación de maquinaria agrícola, destacamos a la empresa Metálicas Hertosa S.L.. Esta empresa familiar ha estado dedicada durante más de 30 años a la fabricación de maquinaria agrícola; sin embargo, hace un par de años, ha hecho un giro empresarial interno, haciéndolo coincidir con el relevo generacional, liderado por una de las hijas, Elisa de la Torre Rausel. Ella ha asumido la gerencia única empresarial y con su llegada ha hecho que la forma de enfocar la empresa cambie hacia nuevas formas de fabricación de la maquinaria agrícola, esta vez, hacia maquinaria que proteja al medioambiente desde el ahorro energético, como en la creación de maquinaria propia orientada a nuevos usos y explotaciones agrícolas más sostenibles. Concretamente inició una línea de colaboración con un convenio de investigación e innovación con el IFAPA, Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de la Junta de Andalucía, realizando prototipos de maquinaria agrícola orientada a sistemas de protección de suelos para la mejora de la agricultura del olivar y los almendros. Su maquinaria ya se está comercializando para este tipo de agricultura y en apoyo a la agricultura ecológica sobre todo. Colabora también con asociaciones orientadas a difundir este sistema de cultivo novedoso para la agricultura, concretamente realiza esta labor con la asociación AlVelAl, asociación que está trabajando en ello, sobre todo en zonas semi-áridas de toda Andalucía, para evitar la erosión y la desertificación de los suelos en estos territorios. De hecho, entendemos que este proyecto es tan novedoso y significa un gran referente como proyecto emprendedor renovado liderado por una mujer, que la hemos acompañado estos días a que presentara su candidatura al Premio Excelencia de Mujer Rural del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de este 2022, ya que consideramos que es un gran referente a seguir. Participar en premios de este nivel es un honor, independientemente del resultado, por la necesidad de poner en valor todo el trabajo que se está realizando desde municipios menores de 5.000 habitantes. Concretamente Elisa, tiene su empresa ubicada con sede social en Cuevas del Campo (Granada) de tan solo unos 1.774 habitantes.

Ella, como las mencionadas anteriormente y otras muchas que aquí hoy no hemos podido mencionar, son grandes representantes de los cambios sociales posibles que desde los entornos rurales se están realizando y liderando, y que necesitan espacios donde se visibilicen más y sean ejemplos a seguir.

Fuente: GDR Altiplano de Granada

Tal vez, también te interese…

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
ARA, Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Entidades colaboradoras

Financia

Junta de Andalucía