Pilar Solano, gerente de ADESVAL: «LEADER tiene su propio lenguaje, hay que saber hablar con el territorio»

A lo largo de este año, con motivo del 30º aniversario de la metodología LEADER, desde la Red Española de Desarrollo Rural hemos querido conocer las experiencias LEADER más enriquecedoras de estos últimos años entre los grupos de acción local y las redes territoriales que forman parte de REDR.

Pilar Solano, gerente de ADESVAL: «LEADER tiene su propio lenguaje, hay que saber hablar con el territorio»

Para ello, hemos pedido a diferentes referentes territoriales que describan su propia experiencia con LEADER a lo largo de tres décadas.

Recogemos el testimonio de Pilar Solano, gerente de la Asociación para el Desarrollo del Valle del Alagón (ADESVAL).

A finales de los años ochenta comienzan a aparecer programas y fondos de la Europa Comunitaria. Yo regreso al medio rural y veo cómo se trasforman los ayuntamientos y empiezan a llenarse de técnicos y servicios, universidades populares, escuelas taller… Cuatro jóvenes, que entendimos prioritario el recurso humano en el medio rural, preparamos un proyecto para Sierra de Gata que lo llamamos CIDIC (Centro de Investigación, Desarrollo e Información Comarcal) que presentamos a la Junta de Extremadura. La idea tuvo buena acogida pero se quedó en algo irrealizable por entonces. Cuando tres años después, me entero que a Sierra de Gata vendrá una iniciativa llamada LEADER, me pareció un sueño hecho realidad, aquello era lo que habíamos ideado, pero más y mejor. Comienzo a trabajar allí como técnico en Turismo y Patrimonio (yo soy Arqueóloga). Flotando, y enganchada al desarrollo rural desde el primer momento.

Desde la primera Iniciativa LEADER palpé la conexión del programa con el territorio, tener en cuenta a los recursos y sus pobladores. Inicié el programa en Sierra de Gata en el año 1992 y luego me vine al Valle del Alagón en el 96 para preparar la candidatura de ADESVAL a LEADER II. Desde mi experiencia, LEADER ha procurado un desarrollo importante de sectores inexistentes entonces, como el turismo rural. También la formación para el emprendimiento,  la concienciación sobre la sostenibilidad de los recursos y el patrimonio como fuente de crecimiento armónico, y otras cosas importantes… pero, por encima de todo, LEADER le ha hecho ver al poblador rural que él es el importante para desarrollar su territorio, que desde su participación y  emprendimiento  se construye el futuro de su comarca. Y que eso no se hace sólo, el Grupo tiene sus redes de colaboración internas y externas, que es otra de las ventajas de la metodología LEADER.

Las evaluaciones de los programas de desarrollo siempre se acaban resumiendo en datos estadísticos, que ayudan a medir resultados. Pero los territorios rurales no tienen las mismas referencias de “rentabilidad” que zonas urbanas y más desarrolladas. Eso nos perjudica, porque se consideran números e impactos pequeños comparados con ratios regionales o nacionales. Además, está lo intangible, al no ser tan fácilmente evaluables cuestiones como el cambio de mirada hacia el medio rural, el empoderamiento femenino, el conocimiento y gestión de recursos, la gobernanza, la autoestima de los de pueblo… Todo esto es lo que significa LEADER y es un cambio sutil y lento, difícil de medir, pero real.

¿Una anécdota? Hace algunos años, trabajamos un proyecto para atraer pobladores al territorio, ya que frenar el vacío de las zonas rurales ha sido una preocupación desde el primer programa. Se acababa de incorporar una técnica de medio ambiente y cuando llamaron preguntando por el programa de repoblación, lo derivó a una actividad de plantar árboles… La confusión nos hizo reír a todos, pero esa anécdota me llevó a entender que el LEADER, como el tango, tiene su propio lenguaje, hay que saber hablar con el territorio como hay que saber bailar al compás. Y aprender a hacerlo, disfrutar, apasionarse y trasmitir belleza.

La metodología LEADER se ha demostrado solvente y debe seguir mejorando en sus tres pilaresparticipaciónprograma y recursos económicos. Las posibilidades de que una gobernanza sea cada vez más equilibrada, continua, visible  y sólida son ahora mejores que hace 30 años; por las nuevas tecnologías y por el cambio social que se está dando desde el papel de las personas en lo que quieren como sociedad, pero hay que trabajarla bien. La participación favorece el análisis y la propuesta de desarrollo del territorio y también debería acompañar al incremento de los recursos, humanos y económicos, desde el propio programa o hacerlo compatible con otros fondos. Lo importante es asegurar la gobernanza multinivel, tener una buena estrategia y hacerla viable y eso se hace, sobre todo, con proyectos del grupo.  La clave es mejorar gobernanza y simplificar gestión.

Fuente: REDR

Tal vez, también te interese…

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
ARA, Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Entidades colaboradoras

Financia

Junta de Andalucía