Secundino Caso, presidente de REDR: “El medio rural es ahora un lugar mejor, con más oportunidades y posibilidades de futuro y LEADER ha contribuido”

Comparte esta noticia

ARCA entrevista a Secundino Caso, presidente de la Red Española de Desarrollo Rural (REDR). La red de grupos LEADER de Cataluña habla sobre cómo ha evolucionado el programa LEADER en estos 30 años, cuáles son los rasgos distintivos que aporta el programa al desarrollo rural y también sobre qué propone para la buena continuidad del programa Leader.

  • ¿Cómo recordáis los orígenes del programa Leader?

Los orígenes de LEADER, allá por 1991, fueron momentos ilusionantes y emocionantes para el medio rural. Por primera vez, Europa y España ponían su foco en las áreas rurales y en la mejora de la calidad de vida de los pueblos y municipios. Además, también de manera inédita, las necesidades de la población fueron escuchadas: el proceso participativo, núcleo de la metodología, permitía dar voz a la población rural en la toma de decisiones. Para todos fue un momento único, porque sabíamos que algo estaba cambiando en las zonas rurales de manera permanente. Hoy, 30 años después, podemos afirmar categóricamente que así ha sido. EL medio rural es un lugar mejor, con más oportunidades y posibilidades de futuro y LEADER ha sido una de las palancas troncales de esta evolución positiva.

  • ¿Cómo ha evolucionado el programa Leader durante estos últimos 30 años?

Como todos los procesos históricos, se han vivido mejores y peores momentos. Por un lado, la metodología se ha perfeccionado y mejorado en base a la experiencia, para pulir mejor las medidas mejorables, ampliar el radio de acción de LEADER y adaptarse a las necesidades y herramientas disponibles de cada momento. Si por algo se caracteriza LEADER desde sus inicios es por su flexibilidad y su capacidad de adaptación a la naturaleza cambiante y poliédrica del medio rural. Por otra parte, también hemos vivido momentos complicados, cuando se ha puesto en duda la eficacia de la metodología, por ejemplo, o cuando no se han hecho las cosas bien. Sin embargo, el balance de todos los actores rurales sobre LEADER siempre es positivo. Hoy, las necesidades de la población y de los territorios han cambiado respecto a hace tres décadas. La tipología de proyectos desde los comienzos del programa (LEADER I, LEADER II) se ha ampliado considerablemente, permitiendo, a través de las Estrategias de Desarrollo, abrir el abanico de opciones y alternativas para emprendedores y entidades que querían desarrollar su proyecto en una zona rural.

  • ¿Qué rol han tenido las Redes de desarrollo rural en el avance del programa Leader?

El papel de las redes de desarrollo rural es, ha sido, y seguirá siendo fundamental para el futuro de la metodología LEADER. Además de actuar como interlocutores de los grupos de acción local en los lugares de toma de decisiones, también su papel ha sido crucial en el intercambio de conocimientos, experiencias y capital social y humano. Las redes permiten a los grupos contar con un paraguas regional que les representa antes las autoridades locales, regionales, nacionales y europeas y vela por sus intereses. Durante los últimos años, las redes de desarrollo rural han llevado a cabo un trabajo incansable para trasladar a las Autoridades de Gestión, asociaciones, emprendedores… las ventajas de seguir apostando por LEADER, las posibilidades que ofrece el medio rural y los grupos de acción local para invertir.

Pero, además, también hay numerosos casos de proyectos exitosos puestos en marcha por las redes en los que los grupos de acción local han seguido manteniendo su papel protagonista, pero que se han beneficiado de contar con una red que coordinara y dirigiera esas iniciativas. Es decir, sería importante aprovechar las estructuras de las redes y valorar positivamente la posibilidad de que éstas, en colaboración con los grupos LEADER, tengan capacidad para desarrollar más proyectos propios, cuyos resultados y eficacia se han demostrado con creces.

  • ¿Cuáles son los rasgos distintivos que aporta el programa Leader al desarrollo rural?

La participación de la población local en la toma de decisiones y la financiación público-privada de proyectos de desarrollo rural quizá sean las claves fundamentales de LEADER. Implicar al tejido socioeconómico de una comarca en los procesos de gobernanza ha mejorado de manera cualitativa gracias a la metodología que, a su vez, ha logrado atraer significativas cantidades de financiación privada al calor de las ayudas públicas. Como ya he mencionado antes, otra de las fortalezas de LEADER es su capacidad de adaptación, algo que hemos podido comprobar recientemente durante los peores meses de la pandemia. Ante una crisis sin precedentes, los grupos de acción local fueron capaces de responder a la llamada de los territorios, a través de la creación de redes locales de solidaridad y apoyo, dotando de equipamiento médico y sanitario a los profesionales de sus comarcas, apoyando el comercio y la industria local…

  • ¿Qué propondríais para la buena continuidad del programa Leader?

Reforzar el papel de la metodología asegurando su financiación mínima que, en el próximo período, se va a seguir manteniendo en un 5%.  No obstante, y dados los resultados cosechados en los últimos años, considero que ese 5% es más que insuficiente. Desde REDR venimos años reivindicando, en línea con la Red Europea de Grupos de Acción Local ELARD (de la que somos vicepresidentes), una mayor simplificación en los reglamentos y procesos burocráticos que permitan a los grupos LEADER gestionar otros fondos estructurales europeos, como FEDER o el Fondo Social Europeo, a través del llamado multifondo y la metodología CLLD/LEADER. Ahora que la despoblación y el reto demográfico están comenzando a ser considerados asuntos centrales para el futuro de la cohesión y el equilibrio territorial, sería importante que las políticas de desarrollo rural fueran impulsadas con un enfoque transversal y holístico.

Por otro lado, considero que LEADER debería volver a su esencia: ser una herramienta de dinamización del territorio. Para ello, es necesario ampliar los márgenes de actuación de los grupos de acción local. LEADER y los GDR se han ganado con creces la confianza de las Administraciones gracias a su exitosa labor y han demostrado asimismo su capacidad para funcionar como ventanillas de ayudas. Además de esa labor -que tan eficientemente han podido y pueden seguir desarrollando en este nuevo período- deberíamos a su vez permitirles flexibilizar sus competencias, recuperando así el espíritu original de la metodología.

Tenemos ante nosotros una oportunidad histórica para ofrecer un futuro digno, lleno de vida y oportunidades, para las áreas rurales y su población. Ahora que tenemos que centrar nuestro trabajo diario en la elaboración de las Estrategias de Desarrollo Local, es momento de remangarse y ponerse manos a la obra. No me cansaré nunca de repetir un mantra de la Red Española de Desarrollo Rural: Sin pueblos, no hay futuro.

Fuente: REDR

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR-0034-ES
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras