Una liga de mujeres extraordinarias

Comparte esta noticia
El pueblo como oportunidad. Éste es el objetivo que persigue el trabajo fotográfico “Heroicas”, gestado por Blanca Almazán Oteo y Marta Roldán Melgosa.

El proyecto fotográfico “Heroicas” muestra la vida de mujeres que se han trasladado de la urbe al medio rural.​​ El objetivo es transformar la imagen estereotipada de la “España vaciada”

Blanca y Marta, crearon el proyecto de fotografía “La luz azul” para acercarse a la realidad del territorio rural y de la gente que vive y trabaja en él. La visión que ambas pretenden trasladar con sus fotografías es la de desmitificar la imagen de la denominada “España vaciada” y mostrar el medio rural como un lugar de oportunidades para las personas que se instalan en él.

Positivizar el medio rural

Dentro de La Luz Azul se enmarca el proyecto fotográfico “Heroicas” y que muestra con nombre propio la vida y obra de 11 mujeres que, al contrario de lo que suele ocurrir, no han realizado la llamada “huida ilustrada” – léase, el traslado del campo a la ciudad – sino que han hecho el camino inverso: se han marchado de las grandes urbes al territorio rural para construir una nueva vida en él.

Juliana, María, Sheila, Elena, Sandra, Montse, Rosa, Pilar, Inma, Koya y Marisa. Ellas son la liga de mujeres extraordinarias que ponen rostro a estas 11 historias de oportunidades y de sueños hechos realidad. Mujeres que, a pesar de tener la formación y el desarrollo laboral en la ciudad, apostaron por mudarse al medio rural buscando una mayor calidad de vida.  Un traslado que les está permitiendo desempeñar un papel fundamental en el desarrollo del tejido cultural, social y económico de los núcleos rurales en los que se instalan.

Nombres propios

María Polo, de 42 años y nacida en Madrid –  bióloga de formación – reside en Burgo de Osma y lleva una piscifactoría a la vez que va a montar próximamente un negocio de alquiler de canoas en un lago de la zona.

Pilar Nicolás nació en Madrid pero se trasladó a Abioncillo de Calatañazor para montar su propio negocio de cerámica.

Miriam Koya, de 45 años y de Perú, trabaja en la artesanía y en la venta de joyería en plata.

Rosa Calavia, de 52 años y natural de Madrid, posee la única ferretería de Berlanga de Duero…

Sus historias demuestran que mujer rural no significa necesariamente ser mujer agricultora como nos transmite el esterotipo. Se puede ser eso. Y también mucho más.

Si quieren profundizar en sus historias, pasen y vean:

https://laluzazulph.wixsite.com/fotografia

Fotos realizadas por:   Blanca Almazán Oteo y Marta Roldán Melgosa

Fuente: Red Rural Nacional

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
ER-0930/2013
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras