María Zamora, emprendedora rural: “El mundo rural se ha abierto a las mujeres y cada vez tienen más presencia en puestos destacados”

Comparte esta noticia

 

En el desierto de Tabernas en Almería crece el talento. Además, de escenario de innumerables películas, hay una empresa dirigida por una mujer que se dedica a la agricultura ecológica de vanguardia, y lo hace con vocación netamente exportadora.

Desde este árido espacio enclavado en la comarca de Filabres Alhamilla, María Zamora Cervantes se ha convertido en una de las mejores embajadoras del pujante sector agrícola almeriense desarrollando y comercializando agronutrientes y fertilizantes ecológicos a medida en todo el mundo. Su empresa, Vellsam exporta a más de una treintena de países y tiene sede propia en Colombia, Portugal y El Líbano.

María es una revolucionaria que ha abierto caminos en espacios donde hasta hace muy poco las mujeres eran invisibles; cuando ninguna mujer viajaba por temas de negocios en avión, María ya lo hacía.  Cuando apenas se veían mujeres en el campo, ella se ponía al frente de las explotaciones agrícolas y recorría las tierras. Y de no ser por el coronavirus esta primavera, María hubiera sido la primera mujer en obtener el visado para viajar sola a Arabí Saudí para asuntos comerciales.

Vinculada al mundo empresarial desde la década de los 80, esta empresaria cuenta que “la chispa loca” que debe tener cualquier emprendedor prendió en ella con fuerza y después de trabajar un tiempo por cuenta ajena, arriesgó y decidió fabricar sus propios productos, es decir, principios activos de base orgánica. “Pensamos que sería difícil competir en el mercado con una nueva marca por el gran número de firmas comerciales con presencia en Almería. Así que empezamos la casa por el tejado fabricando para otros en lugar de lanzar una propia”, bromea. De esa etapa, recuerda que “aprendí a hacer las cosas bien”.

En 2004, Vellsam empezó a abrirse al mercado extranjero. Argelia fue el primer país donde lanzó sus productos. “Recuerdo que en el avión la única mujer occidental era yo”. Hoy, 16 años después fabrican más de 100 formulaciones diferentes en pleno desierto de Tabernas, sus fertilizantes están en 33 países y la empresa continúa creciendo. Hace tan solo dos años que Vellsam abrió dos oficinas más en Roquetas de Mar y Níjar. “Mucha gente de Almería no nos conocía y apostamos por reforzar nuestra presencia en la provincia”, explica satisfecha.

Ubicación

La empresa se instaló en Tabernas. “Me pareció un punto bien comunicado y conectado por la autovía A-7, por ejemplo, hasta el puerto de Algeciras”. Además, a María le gustó el espacio de que disponían; más de 3,5 hectáreas en pleno contacto con la naturaleza. “Desde un principio, tuve claro que nuestros productos iban a estar orientados hacia la agricultura biológica”.

Un proyecto que no acaba

Desde entonces ha tenido que luchar mucho con la administración para sacar adelante su proyecto.  “No es lo mismo instalarte en una ciudad, donde hay polígonos industriales, más cultura empresarial y hábito de trabajar con industrias, que en el medio rural”.  Y añade que “las complicaciones continúan cada vez que necesitamos crecer” refiriéndose a la demora en la concesión de licencias y permisos municipales.

Uno de sus aliados en su crecimiento ha sido el GDR Filabres Alhamilla. “El Grupo está convencido de la importancia de las iniciativas industriales en esta comarca”. Tanto es así que no es la primera vez que los fondos de desarrollo rural apoyan este proyecto. En esta ocasión, LEADER ha financiado la puesta en marcha de un laboratorio para phytovacunas biológicas en Vellsam.  “Ahora todos los productos tratan de ayudar al suelo para que las plantas puedan absorber más fácilmente los nutrientes de la tierra”, explica esta emprendedora almeriense.

Mujeres en puestos cualificados

En las instalaciones de Vellsam trabajan 50 personas más el personal de las oficinas en el extranjero. “Somos una gran familia y continuamos creciendo” afirma orgullosa de contar con una empresa eminentemente femenina, con muchas mujeres trabajando en puestos cualificados.  Y, además, son trabajadores de la comarca o que se han venido a la zona a vivir y trabajar.

La administradora de Vellsam es rotunda acerca del éxito de su empresa que atribuye al equipo de personas que trabajan en ella. “Se crece con el equipo humano. Al final los permisos se consiguen, pero si no hay un buen equipo humano detrás, no vas a ninguna parte”.

Emprender en el medio rural

La perseverancia, la constancia y creer que eres capaz de llevar a cabo tu iniciativa empresarial es la base para que tu proyecto prospere, reflexiona.

Zamora reconoce que en estos años mucho ha cambiado la situación de la mujer en la agricultura y el medio rural. “El mundo se ha abierto a las mujeres y hoy en día tenemos más presencia que antes en los diferentes puestos de una empresa”.

 

Datos de contacto

www.vellsam.com

Tel. 950 36 93 18

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR-0034-ES
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras