Teresa Cantón, emprendedora LEADER: “En el medio rural hay muchas posibilidades para emprender con la ayuda de los Grupos de Desarrollo Rural”

Comparte esta noticia

 

Hace tres temporadas que la joven emprendedora, Teresa Cantón Naranjo, abrió una pequeña heladería artesanal en Loja frente al convento de Santa Clara, una joya arquitectónica del siglo XV con tantos tesoros como las delicatessen que aguardan en las vitrinas de su negocio.

Ella junto a su pareja, Jesús dan vida a este pequeño negocio local. De familia heladera, la tía y abuela de Teresa ya “refrescaban” el verano de los vecinos de un pequeño pueblo cercano a Loja, Salar.

La pandemia por el coronavirus la sorprendió cuando acababa de iniciar la temporada. No obstante, el confinamiento no fue un impedimento para vender sus helados. “Comenzamos con el reparto a domicilio y todavía seguimos compaginándolo con la venta directa” explica convencida de que “de esta forma he atendido a muchos mayores que están en casa. A la gente le ha gustado y les resulta más cómodo”.

Ésta es la primera experiencia empresarial de Teresa quien está acostumbrada a trabajar de cara al público. “He trabajado antes de encargada en otros negocios, pero ahora me estreno como empresaria” comenta Teresa que encontró en Loja la oportunidad de continuar con esta tradición familiar adaptándose a los nuevos tiempos. “Me di cuenta que, en Loja, un pueblo relativamente grande, no había heladerías y tras pensarlo muchas veces y analizar las posibles oportunidades y riesgos…. aquí estoy” sonríe entusiasmada.

“Los principios de cualquier negocio son difíciles hasta que, poco a poco, te das a conocer” reflexiona Teresa que recomienda ponerse en manos expertas para iniciar un proyecto, tramitar las posibles ayudas disponibles y asesorarse en cuanto a su desarrollo y evolución. Reconoce que “en mi caso, los permisos y trámites se han realizado bastante rápidos”. No obstante, el trabajo es agotador porque tienes que estar al frente del establecimiento y llevar el papeleo y su gestión. “Al final, lo que manda son los pagos, tienes que adaptar tu negocio a los compromisos económicos”.

En la puesta en marcha de esta iniciativa empresarial ha sido clave el apoyo del GDR del Poniente Granadino. “Me han ayudado a tramitar todo lo necesario para poder optar a las ayudas LEADER”.

Teresa anima a emprender porque al final la “recompensa” merece la pena. Pero para llegar hasta aquí, hay que trabajar mucho, prácticamente todo el día. “Hay que ser valientes y luchar por lo que crees”, resume.

El éxito de contar con un buen producto

Los helados de Santa Clara gustan y se venden porque son sanos, naturales y se hacen a diario. “A base de leche, huevos, nata y poco más”, enumera.

Las vitrinas de la heladería ofrecen hasta 30 variedades diferentes de esta crema helada que Teresa elabora con gran acierto y que lleva conquistando el paladar de lojeños y foráneos desde hace varias temporadas.

Aparte del boca a boca, los helados de Santa Clara también se promocionan en redes sociales. Si todo marcha según lo previsto, Teresa abrirá próximamente un nuevo punto de venta en un lugar más céntrico de la localidad.

Lo de emprender en la ciudad aún no está en sus planes más inmediatos. “En el medio rural hay muchas posibilidades y se vive mejor que en la ciudad, sobre todo, si tienes hijos pequeños. Lo peor, es la conciliación porque en los pueblos hay menos servicios”, finaliza.

Fuente: ARA

 

 

 

 

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR-0034-ES
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras