Isabel Moreno Bermúdez, psicóloga en el medio rural: “Es necesario que se amplíen los recursos para promover la igualdad en las zonas rurales”

Comparte esta noticia

 

 

Isabel Moreno Bermúdez es psicóloga del Centro de la Mujer de la Mancomunidad de Sierra de las Nieves. Este servicio de atención psicológica se empezó a prestar en el Centro en diciembre de 2017.

En éste se atiende a mujeres de los 9 municipios que forman parte de la Mancomunidad Sierra de las Nieves: Alozaina, El Burgo, Casarabonela, Guaro, Istán, Monda, Ojén, Tolox y Yunquera. El centro comparte instalaciones con el Grupo de Desarrollo Rural de la Sierra de las Nieves y Serranía de Ronda en la localidad de Tolox (Málaga).

Moreno asegura que “la clave para conseguir una igualdad real y desterrar conductas patriarcales está en la educación en valores, una educación fuerte en inteligencia emocional y, sobre todo, con relaciones interpersonales saludables”.

¿Qué actividad se desarrolla desde el Centro?

En el Centro de la Mujer de la Mancomunidad de la Sierra de las Nieves atendemos y asesoramos a las mujeres tanto presencial como telefónicamente. Además, el centro trabaja en estrecha colaboración con las instituciones públicas de la comarca como Ayuntamientos, Servicios Sociales, centros sanitarios y educativos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, asociaciones, etcétera. En dichas reuniones se establecen líneas de colaboración para trabajar por y para la igualdad y prevenir la violencia de género en la comarca mediante actuaciones de formación y sensibilización como jornadas, creación de redes de contactos, talleres, concursos, organización del Día de la Mujer, entre otras actividades.

¿Cuál es el perfil de las mujeres que acuden al Centro?

Son mujeres con una media de edad de entre 40 a 60 años, principalmente que han vivido siempre en el pueblo, con un nivel educativo medio-bajo y sin empleo.

Desde su experiencia ¿cuáles son las principales demandas/necesidades de sus usuarias?

Sobre todo, necesitan desahogarse, que alguien las escuche y les preste atención. A partir de ahí ya se trabaja en función de su situación: autoestima, empoderamiento, información sobre lo que les está pasando y cómo pueden ir buscando soluciones, etc.

Hay comarcas andaluzas que no cuentan con Centros de Información a la Mujer ¿Qué valoración hace?

Pues que son bastantes necesarios, es muy importante acercar los recursos a la ciudadanía y darles esa ayuda que tanto necesitan y sobre todo en materia de igualdad y de prevención de la violencia de género.

Las estadísticas hablan de que se dan mayores casos de violencia de género en las zonas rurales, pequeños pueblos ¿por qué cree que se produce?

Al ser pueblos pequeños las relaciones de vecindad son muy estrechas; por un lado, conocen todo lo que ocurre, pero al mismo tiempo denuncian menos. Aparte de que las mujeres de las zonas rurales cuentan con menos información y acceso a los recursos.

La situación geográfica de muchos pueblos también influye en la independencia laboral, y económica de las mujeres que se ven en la necesidad de “aguantar” más relaciones de desigualdad.

 ¿Ha evolucionado el papel de las mujeres rurales (rol, empleo, estudios…) en estos últimos años?

Creo que sí, las nuevas generaciones tienen un mayor acceso a las nuevas tecnologías y eso les permite acceder a más información y conocer otras maneras de vivir.

Las mujeres rurales sufren una doble discriminación, por ser rurales y mujeres. ¿Comparte esta afirmación?

Por supuesto, no es fácil ser mujer y vivir en el medio rural. A la falta de servicios en los pueblos y el hecho de que los roles de género- tradicionalmente asignados a las mujeres – están mucho más acentuados se suma que las mujeres tienen que hacer frente al trabajo doméstico, al cuidado de la familia y si trabajan lo suelen hacer en empleos pocos cualificados a pesar de contar, en muchos casos, con titulación universitaria.

Enumere algunas acciones concretas para avanzar hacia una igualdad real entre mujeres y hombres.

Considero que la clave para alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres está en la educación. Es fundamental educar en igualdad y así desterrar estereotipos y prejuicios. Una educación en valores, fuerte en inteligencia emocional, con relaciones interpersonales saludables… es muy importante. Sólo de esta forma se evitará que las nuevas generaciones repitan los mismos patrones de conductas patriarcales.

Igualmente, toda información y conocimiento es poco. Hay que seguir insistiendo y sensibilizando a la población a través de campañas, talleres, juegos, etc.

 ¿Qué le pide a 2020 en materia de Igualdad de Género en el medio rural?

Que sea una realidad cada vez más cercana, que se siga avanzando y no se dé ni un paso atrás. Y que se mantengan los recursos existentes y se amplíen allí donde hagan falta, sobre todo, en el medio rural.

Fuente: ARA

Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía

ER-0930/2013
GA-2013/0384
SR-0034-ES
  • Edificio Metropol 1, C/ Industria, nº 1, 3º Módulo 20
    41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • 954 769 722 | 618 212 064

Financia

Entidades colaboradoras